Muchos supuestos “expertos” saben menos de lo que proclaman

Investigadores de la Universidad de Cornell descubrieron que los que se autoproclaman como “expertos” en alguna materia o especialidad a menudo operan con un banco de conocimientos  completamente maquillado de información y de hechos falsos, un fenómeno conocido como “sobre proclamación”.

“Nuestro trabajo sugiere que la tarea aparentemente sencilla de juzgar el  conocimiento de una persona puede no ser tan sencilla, sobre todo con aquellas personas que creen que tienen un nivel relativamente alto de conocimientos” dijo el psicológico Stav Atir de la Universidad de Cornell, autor principal del estudio.

Para saber por qué la gente hace estas afirmaciones espurias, Atir y sus colegas el Dr. David Dunning, de la Universidad de Cornell y la Dra. Emily Rosenzweig, de la Universidad de Tulane, diseñaron una serie de experimentos para medir el conocimientos auto percibido de las personas, comparándolo con conocimiento real.

En una serie de experimentos, los investigadores probaron si los individuos que se perciben a sí mismos como expertos en finanzas personales serían más propensos a expresar el conocimiento de términos financieros falsos.

Se pidió a un centenar de participantes que calificaran su conocimiento general de las finanzas personales, así como su conocimiento de 15 términos financieros específicos. La mayor parte de los términos de una lista eran reales, pero los investigadores también incluyeron tres términos inventados.

Como era de esperar, las personas que se consideraban magos financieros eran más propensas a reclamar la experiencia de los términos de finanzas falsos.

“Mientras más personas creían que sabían acerca de las finanzas en general, más probable era que afirmaran su conocimiento de  condiciones financieras ficticias”, dijo Atir. “El mismo patrón surgió para otros dominios, como la biología, la literatura, la filosofía y la geografía”.

“Por ejemplo”, dijo Atir, “la evaluación de cuánto saben acerca de un término biológico particular de las personas dependerá en parte de la cantidad que creen que saben acerca de la biología en general.”

En otro experimento, los investigadores advirtieron a 49 participantes que algunos de los términos en una lista estarían compuestos por información falsa. Incluso después de recibir el aviso, los expertos autoproclamados eran más propensos a hablar con mucha familiaridad sobre términos falsos.

Para confirmar que la percepción subjetiva de la experiencia de la gente conducía su afirmación, el  equipo de investigación manipuló la sensación de dominio sobre el conocimiento de los participantes a través de un concurso de geografía.

Los participantes fueron asignados al azar para completar una de tres pruebas, ya sea una prueba fácil en icónicas ciudades de Estados Unidos, una prueba difícil en lugares poco conocidos, o ninguna prueba. Aquellos participantes que habían completado el cuestionario fácil se sentían como expertos, e informaron de que eran más conocedores de la geografía en general que aquellos individuos en los otros dos grupos.

Luego, los participantes calificaron su familiaridad con una lista de lugares que incluía ciudades reales de Estados Unidos – y algunos lugares completamente falsos.

En las tres condiciones  las personas reconocieron los lugares reales, como Filadelfia y el National Mall. Irónicamente, las personas que habían contestado la prueba fácil, tenían más probabilidades que los otros dos grupos para reclamar que eran conocedores de lugares inexistentes.

Irónicamente, la creencia de que uno sabe mucho sobre un tema a menudo impedirá adquirir nuevos conocimientos sobre el tema.

Esa es la tendencia al sobre proclamarse, especialmente en los autoproclamados expertos, en realidad a ellos los puede disuadir a educarse a sí mismos precisamente en aquellas áreas en las que se consideran bien informados, lo que puede llevar a resultados potencialmente desastrosos.

Por ejemplo, el hecho de no reconocer o admitir las propias lagunas de conocimiento en cualquier ámbito   podría fácilmente conducir a decisiones desinformadas con consecuencias devastadoras para los individuos.

“El continuar explorando cuándo y por qué los individuos se autoproclaman expertos en un campo o especialidad puede resultar importante en la lucha contra la gran amenaza, y no nos referimos a la ignorancia, sino a la ilusión de conocimiento”, concluyó  el equipo de investigación.

Fuente: Revista Psychological Science

1 Comment

  1. Pingback: Expertos auto-proclamados son mas vulnerables a la ilusión del conocimiento - NotasPsi

Deja un comentario