Los emoticones pueden ayudar a los niños a hablar de sus sentimientos en el aula

Investigadores del Reino Unido  han desarrollado un nuevo cuestionario sencillo de aplicar para ayudar a los maestros y otras personas que trabajan con niños a evaluar su felicidad y su bienestar en el aula.

El cuestionario How I Feel About My School (Como Me Siento En Mi Escuela), diseñado por expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter, usan caras de estilo emoticon con opciones de felicidad, estar bien o tristeza.

Se les pide a los niños que califiquen cómo se sienten en siete situaciones, incluyendo el camino a la escuela, en el salón de clases y en el patio de recreo. Está diseñado para ayudar a los maestros y a otros a comunicarse con niños de tan sólo cuatro años de edad sobre emociones complejas.

El profesor Tamsin Ford dirigió el equipo de diseño. Los investigadores pidieron a los niños que opinaran sobre qué estilo de cuestionario podrían relacionarse mejor.

Ford dijo: “Cuando estamos llevando a cabo investigaciones en las escuelas, puede ser muy difícil evaluar de manera significativa cómo se sienten los niños pequeños. No pudimos encontrar nada ya existente que pudiera proporcionar lo que necesitábamos, así que decidimos crear algo”.

El cuestionario es ahora objeto de un artículo en la revista Clinical Child Psychology and Psychiatry. Se encontró que los padres y los maestros consistentemente puntuaron la felicidad de los niños con niveles ligeramente más altos que lo que los niños puntuaron su propia felicidad.

El equipo consultó a los niños para encontrar un formato con el que pudieran relacionarse y participar. Una vez completado, el cuestionario tiene un sistema fácil de calificar, de 14 puntos. Una puntuación media es alrededor de 11 o 12, los niños que se encuentran con dificultades especiales sus puntuaciones en la escuela son menores.

Aquellos que experimentan suspensión o expulsión de la escuela, por ejemplo, típicamente obtienen mediciones de alrededor de ocho o menos.

La necesidad surgió de un estudio en el que Ford y su equipo de investigadores tenían la tarea de determinar si un curso diseñado para mejorar las destrezas de manejo de los maestros era efectivo.

Ford dijo: “Necesitábamos una forma sencilla para que los niños de todas las edades nos dijeran cómo se sienten en relación con las diferentes áreas de escolaridad. Nuestro nuevo recurso lo hace posible. Más de 2.000 niños en Devon han completado el cuestionario.

“Ha demostrado ser una herramienta muy útil, y espero que las escuelas aprovechen este recurso gratuito para abrir conversaciones con niños y niñas para hablar sobre sus sentimientos y darles voz, particularmente en torno a las decisiones clave que pueden afectarlos”.

Fuente: Universidad de Exeter

Deja un comentario