Un estudio descubre los costos negativos de atar la autoestima con el dinero

Aunque la búsqueda del dinero no es en sí misma mala, cuando las personas atan su autoestima a la búsqueda del éxito financiero, son más vulnerables a las consecuencias psicológicas negativas, según el Dr. Lora Park, profesor asociado de psicología en el Universidad de Buffalo y autor principal del estudio.

De acuerdo con los hallazgos del estudio, basar la autoestima en el éxito financiero llevó a los participantes a hacer comparaciones sociales más financieras con otros, sintiéndose con menos autonomía y control sobre la propia vida, y experimentando más problemas financieros, estrés y ansiedad. Estos hallazgos fueron evidentes incluso después de considerar otras variables, como la situación financiera, los valores materialistas y la importancia de los objetivos financieros, según los investigadores.

“La gente a menudo no piensa en las posibles desventajas de envolver su identidad y autoestima en torno a las actividades financieras, porque nuestra sociedad valora la riqueza como un modelo de cómo uno debe estar en el mundo”, dijo Park. “Es importante darse cuenta de estos costos porque la gente está gravitando hacia este dominio como una fuente de autoestima sin darse cuenta de que tiene estas consecuencias no deseadas”.

Para el estudio, los investigadores reclutaron a 349 estudiantes universitarios y a un grupo representativo nacional de 389 participantes después de desarrollar una escala para medir la Contingencia Financiera de la Autoestima (CSW por sus siglas en inglés), o el grado en que la gente basa su autoestima en el éxito financiero.

Luego realizaron una serie de experimentos para examinar los efectos de amenazar el sentido de seguridad financiera de las personas.

“Cuando pedimos a la gente que escribiera sobre una situación estresante financiera, experimentaron una caída en sus sentimientos de autonomía”, comentó Park. “También mostraron un mayor abandono de sus problemas financieros – abandonaron la búsqueda de soluciones. No encontramos esto en personas que no ataron su autoestima al éxito financiero o entre aquellos a quienes se les pidió que escribieran acerca de un estresante académico”.

En los ensayos, los investigadores también codificaron el tipo de lenguaje utilizado por los participantes para describir sus problemas financieros.

“Encontramos que las personas que basaron su autoestima en el éxito financiero usaron más palabras negativas relacionadas con la emoción, como la tristeza y la ira”, dijo Park. “Esto demuestra que sólo pensar en un problema financiero genera mucho estrés y emociones negativas para estos individuos”.

Sin embargo, este efecto se elimina si se consigue que la gente se autoafirma dándoles la oportunidad de pensar en sus fortalezas personales, de acuerdo con Park.

“Esto sugiere que las preocupaciones sobre la autoestima surgen cuando la gente está pensando en problemas financieros, pero si usted puede reparar su autoestima haciéndoles pensar en sus fortalezas, entonces no hay reducción en los sentimientos de autonomía”, comento Park.

Un estudio final encontró que las personas que basaron su autoestima en el éxito financiero -y fueron llevados a creer que experimentarían inestabilidad financiera en su futuro- se hicieron más cautelosas cuando se trataba de decisiones de gasto extravagantes. Esto podría interpretarse como un deseo de proteger su autoestima tras esta amenaza financiera, concluyó diciendo Park.

Fuente: Personality and Social Psychology Bulletin

Deja un comentario