Conoce más sobre lo que es la psicoterapia biodinámica

La terapia Biodinámica trabaja sobre todo con las tensiones y restricciones del cuerpo, utilizando técnicas especiales de secuencias de movimientos, y dedicándole atención particular a las expresiones corporales de una persona. La neurosis es un desarrollo tanto fisiológico como psicológico, por lo que una persona, encarna en su cuerpo su propia neurosis. Toda emoción, todo shock, toda frustración, tiene consecuencias fisiológicas y psicológicas. Estas consecuencias se hacen crónicas cuando las emociones no son expresadas frecuentemente y los conflictos no son resueltos. El estado de stress y tensión se va acumulando, capa sobre capa, hasta desarrollar síntomas neuróticos, en algunos casos somáticos ( del cuerpo ), en otros de comportamiento. Esto es particularmente distresante (que no permite que el individuo se adapte) en los primeros años de vida, cuando esto afectará el desarrollo tanto físico como mental y emocional del niño en crecimiento,

El organismo sano tiene, no obstante, la habilidad de expresar, resolver y digerir consecuencias emocionales, aún severas, dadas las condiciones de paz y seguridad. Solamente cuando una persona pierde esta capacidad inherente y natural de auto-regulación y auto-curación, es que se desarrolla la neurosis. La terapia biodinámica busca restaurar esta capacidad perdida o disminuida de la auto-regulación, tratando de alcanzar “el núcleo vitalæ (alive core) de una persona, estimulándola y animándola a expandirse.

Con mucha frecuencia el núcleo vital o personalidad primaria se mantiene sepultada debajo de una “personalidad secundaria”, desarrollada por el niño en crecimiento, para enfrentarse mejor a un medio no muy simpático. Esta personalidad secundaria corresponde a los conceptos de Wilhem Reich sobre el carácter y coraza muscular, con la cual una persona se protege no solamente de las desavenencias (golpes) del ambiente externo, sino también de sus propias emociones no aceptadas (no bienvenidas). No bienvenidas porque el medio ambiente no puede aceptarlas, Por ejemplo, un niño que es castigado a menudo por expresar su rabia, puede aguantar o inhibir su rabia mediante un esfuerzo muscular. Finalmente este proceso de inhibición llega a formar parte de la estructura corporal (coraza muscular) y el niño ya no llega a sentir su rabia (coraza del carácter).

Gerda Boyesen ha ampliado esta idea con sus conceptos de coraza visceral y coraza tisular.

La terapia biodinámica no sigue un curso predeterminado. Varía de acuerdo a las necesidades de cada paciente.

Frecuentemente el terapeuta puede trabajar con técnicas especiales de masajes para disolver esa coraza corporal: muscular, visceral y tisular. Mediante un estetoscopio sobre el abdomen, el terapeuta sigue detalladamente los sonidos peristálticos durante todo el masaje.

Estos sonidos tienen una variedad sorprendente; forman un lenguaje completo por sí solos y vienen en respuesta a los varios toques o palpaciones que realiza el terapeuta. Los sonidos indican que el terapeuta, al tocar algún sitio en particular del tejido corporal, en donde la energía de alguna emoción pasada fue suprimida y contenida, ha obtenido entonces éxito en liberar esta energía por medio de una descarga fisiológica, a través de la psicoperistalsis.

Trabajando para conseguir el máximo de sonidos psicoperistálticos, el terapeuta está progresivamente limpiando el tejido del cuerpo de los “remanentes de estrés” provenientes de ciclos emocionales viejos que quedaron incompletos.

Una vez que la coraza del cuerpo comienza a disolverse, capa por capa, y la bioenergía comienza a fluir de nuevo más libremente, habrá entonces una movilización biodinámica de la energía que, hasta ahora, había sido suprimida. Cuando esta movilización es lo suficientemente fuerte, el terapeuta puede – en lugar de continuar con el trabajo de masaje – concentrarse en estimular e invitar al paciente a reconocer sus propios estímulos internos , y permitirse que estos estímulos sean sentidos, desarrollados y expresados. Estos estímulos internos (“stimuli from within”) son el resurgimiento del núcleo vital de la persona, que ahora están presionando para ser reconocidos.

Los estímulos internos pueden manifestarse de cualquier manera, desde una mínima contracción muscular, o recuerdos muy vagos, hasta una respiración profunda y expansiva, o explosiones de emociones profundas, Algunas veces, viejas memorias y sentimientos pasados, que habían sido reprimidos y sepultados en la coraza corporal, regresan ahora a la superficie de la conciencia, conduciendo a la aparición de muchas revelaciones (insights) y a un profundo aclaramiento psicológico. Algunas veces, el proceso terapeútico ocurre a nivel orgánico.

En ambos casos, la Terapia Biodinámica (Biodynamic Therapy) es fundamentalmente un proceso de purificación biológica; a medida que la neurosis es eliminada del cuerpo, el núcleo vital del organismo se libera de sus constricciones, y la no neurótica personalidad primaria es puesta al descubierto, es re-descubierta, y puede – por fin – manifestarse y expresarse.

La Psicoterapia Biodinámica busca disolver e integrar los remantes de estrés acumulados en el organismo por experiencias no digeridas, asuntos viejos no concluidos, viejos o vagos recuerdos , y esto únicamente sucede cuando esta memoria está madura y lista para emerger permitiéndose desenvolver y desarrollar paso a paso, dando lugar a una integración adecuada, restableciendo el flujo vegetativo natural, permitiendo el placer, la apertura y la expansión hacia los “valores eternos” como la paciencia, el amor y la compasión. Esta autorregulación permite que desarrollemos nuestra creatividad desde nuestro “Ser” (personalidad primaria).

Fuente: terapiasmentecuerpoalma.blogspot.mx

Deja un comentario