LABORAL

Algunas actividades en el trabajo pueden predecir los problemas de sueño

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Una investigación reciente da a conocer que algunas actividades en el  empleo como la toma de decisiones, el conflicto que generan algunos puestos o el apoyo a un superior en el trabajo fueron los predictores más consistentes encontrados que generan el sueño agitado. El sueño agitado se caracteriza por la dificultad para iniciar el sueño.

Los resultados siguieron siendo significativos incluso cuando se tuvieran en cuenta otras influencias tales como la edad, sexo y nivel de habilidades ocupacionales.

“Aparte de aumentar la conciencia general de la importancia de estos factores para la salud y el bienestar, los resultados deben ser directamente aplicables en los esfuerzos prácticos para orientar a los empleados a cómo combatir los problemas de sueño”, dijo la Dra. Jolien Vleeshouwers autora principal del estudio y colaboradora en el Instituto Nacional de Salud Ocupacional en Oslo, Noruega.

“Dado que estos factores son relativamente específicos en el trabajo y que son modificable, algunos programas de intervención pueden ser desarrollados para orientar la evaluación de estos factores de trabajo de los empleados con el fin de mejorar su sueño, lo que a su vez podría tener un efecto sobre la salud, el ausentismo y la productividad.”

En el estudio participaron empleados noruegos de 63 empresas diferentes, que abarcan una amplia variedad de puestos de trabajo. El análisis prospectivo fue de una muestra de 5.070 participantes que completaron cuestionarios basados ​​en la web.

Dentro del cuestionario se les  preguntó a los sujetos cuántas veces en las últimas cuatro semanas experimentaron “dificultades para conciliar el sueño”. Los resultados se utilizaron para estudiar algunas consecuencias como los “trastornos del sueño.”

Los investigadores explican que los resultados apoyan el Modelo de Demanda-Control asociado a un entorno de trabajo. Es decir, los efectos negativos para la salud pueden ser el resultado de una combinación de altas demandas laborales y bajo control del empleo.

Fuente: Journal Sleep.

Deja un comentario