SALUD MENTAL

¿Algunos medicamentos de uso común también pueden beneficiar a la salud mental?

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

¿Algunos medicamentos de uso común también pueden beneficiar a la salud mental?.

Los medicamentos utilizados para la hipertensión arterial, la diabetes y el colesterol también pueden proporcionar un beneficio significativo a las personas con enfermedades mentales graves, según investigadores de la University College London.

El nuevo estudio sugiere que los fármacos ampliamente utilizados pueden beneficiar potencialmente a aquellos con afecciones como la esquizofrenia, el trastorno bipolar o la psicosis no afectiva.

En el estudio, los investigadores evaluaron los registros de datos de salud de 142,691 pacientes con enfermedades mentales graves en Suecia. Los científicos se centraron en aquellos pacientes a los que se les había recetado medicamentos para el colesterol alto, la presión arterial alta o para aquellos con diabetes.

Los investigadores rastrearon el uso de los inhibidores de la hidroxilmetil glutaril coenzima A reductasa (HMG-CoA RIs), comúnmente conocidos como estatinas, que se usan para reducir el colesterol y reducir las enfermedades cardíacas. También revisaron la utilización de los antagonistas de los canales de calcio de tipo L (LTCC, por sus siglas en inglés) prescritos para reducir la presión arterial alta, como la amlodipina (Norvasc) y el diltiazem (Cardizem); y biguanidas (como la metformina) para el tratamiento de la diabetes.

Investigadores del Instituto Karolinska en Suecia y la Universidad de Hong Kong, analizaron los registros de salud de los pacientes relacionados con autolesiones y hospitalización psiquiátrica. Evaluaron si estos episodios ocurrieron durante un período en que los pacientes tomaban la medicación prescrita o en períodos en los que no lo eran.

El estudio encontró que la exposición a cualquiera de los fármacos del estudio se asoció con tasas reducidas de hospitalización psiquiátrica en comparación con los períodos no expuestos. La autolesión se redujo en pacientes con trastorno bipolar y esquizofrenia durante la exposición a todos los fármacos del estudio y en pacientes con psicosis no afectiva que tomaban antagonistas del canal de calcio de tipo L.

El autor principal, el Dr. Joseph Hayes, dijo: “Las enfermedades mentales graves, incluido el trastorno bipolar, se asocian con altos niveles de morbilidad y son difíciles de tratar.

“Muchos medicamentos de uso generalizado, como las estatinas, han sido identificados por tener la posibilidad de ser reutilizados para beneficiar estos trastornos. Este estudio es el primero en utilizar grandes conjuntos de datos de población para comparar la exposición del paciente a estos medicamentos de uso común y los posibles efectos en personas con enfermedades mentales graves.

“Nuestra investigación proporciona evidencia adicional de que la exposición a los RI de HMG-CoA, los antagonistas de LTCC y las biguanidas podrían conducir a mejores resultados para las personas con enfermedades mentales graves”, dijo el Dr. Joseph Hayes.

“Dado que estos medicamentos se usan comúnmente y son bien conocidos por los médicos, deberían investigarse más a fondo como agentes reutilizados para los síntomas psiquiátricos”.

Los investigadores dijeron que se sabe que todos los medicamentos estudiados tienen un efecto en el sistema nervioso central. Sin embargo, el mecanismo de acción no se entiende bien. Los investigadores tienen la esperanza de que una comprensión más clara de la asociación pueda conducir al desarrollo de nuevos fármacos para beneficiar a las personas con enfermedades mentales graves.

Hayes agregó: “Los tres medicamentos estudiados son medicamentos con licencia global, de uso común, baratos y relativamente seguros. Por lo tanto, son candidatos ideales para la reutilización.

“Si se confirma, este estudio tiene implicaciones considerables para la práctica clínica y el desarrollo de fármacos”.

Los efectos de los fármacos estudiados en los pacientes fueron independientes de si los pacientes tenían o no medicamentos para tratar su enfermedad mental (como medicamentos antipsicóticos o estabilizadores del estado de ánimo).

Los resultados del gran estudio aparecen en JAMA Psychiatry.

Fuente: University College London/EurekAlert

Deja un comentario