LABORAL

Beneficios de los descansos durante una jornada laboral

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Un nuevo estudio tiene algunos hallazgos sorprendentes sobre lo que hace una pausa durante una jornada de trabajo, así como el mejor momento para tomarla, y la longitud óptima de un descanso.

Hacer pausas en el trabajo puede darse en una variedad de formatos, incluyendo las pausas para el café, la hora del almuerzo, un descanso para visitar a los compañeros de trabajo, o tal vez una pausa para hacer ejercicio que incluya un paseo por la tarde alrededor del edificio donde se trabaje. Sin embargo, a pesar de la universalidad de tomar pausas de trabajo, los beneficios obtenidos de un tipo particular de descanso o la eficacia global de una pausa no se habían evaluado formalmente.

Las investigadoras examinaron las pausas en el trabajo y buscaron respuestas a las siguientes preguntas: ¿Cuál es el tipo de descanso que mejor funciona? ¿Cual aumenta la energía?, ¿Cuál ayuda a mejorar la concentración?, o ¿Cuál aumenta la motivación?.

En el estudio la Dra. Emily Hunter y la Dra. Cindy Wu (profesoras asociadas en la Escuela de Negocios en la Universidad de Baylor), descubrieron varios factores que pueden mejorar la efectividad de los descansos.

Las autoras proporcionan en su artículo sugerencias sobre cuándo, dónde y cómo planificar los descansos diarios y obtener más beneficiosos en el trabajo. La investigación también echa por tierra algunos mitos entorno a las pausas en el trabajo.

Las investigadoras encuestaron a 95 empleados (de 22 a 67 años) durante una semana laboral de cinco días. A cada persona se le pidió que documentara cada pausa tomada. Los descansos se definieron como “un período de tiempo, formal o informal, durante la jornada de trabajo en la que no se requieren atender tareas de trabajo, incluyendo pero no limitado a un descanso para el almuerzo, tomar café, enviar un correo electrónico personal, o socializar con los compañeros”.

Hunter y Wu analizaron un total de 959 encuestas sobre el descanso, un promedio de dos descansos por persona por día. Ellas comentan que los resultados del estudio muestran beneficios tanto a los directivos como a los empleados.

“Tomamos algunas de nuestras hipótesis acerca de lo que creíamos era útil en un descanso y las probamos empíricamente de la mejor manera posible”, dijo Hunter.

“Lo que encontramos fue que un mejor descanso en una jornada laboral no se componía de muchas de las hipótesis que creíamos eran válidas. “

Las principales conclusiones del estudio son:

  1. El momento que trae más beneficios para tomar un descanso en una jornada laboral es a media mañana.
  2. Los mejores descansos incorporan actividades que los empleados prefieren.
  3. Las personas que reportaron los mejores descansos experimentan una mejor salud y una mayor satisfacción en el trabajo.
  4. Las pausas más largas son buenas, pero trae más beneficios tomar pequeños descansos durante la jornada laboral.

Si bien el estudio no pudo determinar un tiempo exacto para un mejor descanso durante un día de trabajo, la investigación encontró que las pausas más cortas se asociaron con mayores beneficios, lo que sugiere que los empleados deben ser alentados a tomar más pausas frecuentes para facilitar la recuperación de energía.

“A diferencia de un teléfono móvil, donde la sabiduría popular nos dice que debemos agotar la carga al cien por ciento antes de volverlo a cargar completamente, la gente en su lugar de trabajo tienen que hacer pausas con más frecuencia durante el día”, dijo finalmente Hunter.

Fuente: Journal of Applied Psychology

Titulo del articulo: “Give Me a Better Break: Choosing Workday Break Activities to Maximize Resource Recovery,”

 

Deja un comentario