Combinar el Derecho, la Psicología y las Humanidades para prevenir la violencia de género: Fanny Rubio

La escritora española Fanny Rubio está en contra de la violencia de género donde considera que  hay que actuar a tres bandas y combinar el Derecho, la Psicología y las Humanidades.

Rubio ha realizado esta reflexión en el marco de los IX Cursos de Verano Universitarios que se desarrollan hasta este viernes en la localidad de Torres en España. Fanny Rubio ha codirigido uno de estos cursos, el de ‘Acciones preventivas en la violencia de género: desde las políticas públicas a la acción ciudadana’, junto con la profesora de Psicología de la Universidad de Jaén.

La citada escritora ha argumentado que “ni el sujeto que agrede o la sujeto que es agredida son sólo fenómenos de delirio, de locura, de depresión; ni son sólo sujetos penales a los que hay que ponerles la pulsera de alejamiento; ni son sólo enamorados tradicionales”.

“Esos tres elementos de esa madeja nos hablan, por una parte, de emociones; por otra, de soluciones verbales, médicas o no, y, finalmente, de situaciones penales”, ha manifestado antes de argumentar que se trata de un fenómeno de mucha complejidad en el que “no basta con solo dar la noticia”. “Los medios de comunicación están entrenados en dar noticias, pero lo que dan es el final”, ha puntualizado.

Para Fanny Rubio existen tres estadios donde se debe actuar, que son el campo de las humanidades y la literatura “en el comienzo”; la psicología “en el terreno intermedio”, entre “el sujeto y los entornos domésticos inmediatos, la pareja o la familia”, de modo que en el final se encontrarían los derechos y los medios de comunicación, es decir, “la aplicación penal y la estadística”.

En opinión de esta escritora, los sentimientos van en paralelo al desarrollo o a la involución social, de modo que si “en un momento determinado, en el Romanticismo, el amor era un proceso de autodestrucción o de autoinmolación de la amada”, actualmente, con la creación de nuevos tipos de familia, “el amor es un fenómeno transitorio” y “se sustituye un objeto por otro, y eso produce daños que precisan tratamiento o, simplemente, tomar el toro por los cuernos y afrontar tus demandas como sujeto y convertir al otro en sujeto y no en objeto”.

A su juicio, históricamente, la literatura ha sido “la aspiradora, la potencia, el motor, la plasmación imaginaria de los sueños emocionales de los individuos”, aunque ha añadido que también ha sufrido un proceso de mercantilización, “de cosificación y de autodestrucción profunda”.

Por su parte, Esther López Zafra ha señalado que la psicología está en un terreno intermedio del conocimiento de la persona y de cómo ésta se relaciona socialmente. Así, ha explicado que “nos basamos en esa psicología social porque hay que darle un tratamiento global”, aparte del tratamiento clínico, “ya que hay que recuperar a la persona y darle herramientas para pueda seguir funcionando y que las secuelas sean las mínimas”.

Para López Zafra, en ese ámbito clínico se ha producido un gran avance, ya que en el pasado se consideraba que la mujer tenía una serie de trastornos psicológicos “por el simple hecho de ser mujer, que la estigmatizaban y la victimizaba”.

Luego está la parte de la psicología social, que López Zafra estudia, “ese punto de unión entre el individuo y la sociedad”, en la que intervienen la víctima y el agresor. “La raíz de los problemas es social, porque hay una transmisión de patrones culturales, de estereotipos, que se van produciendo continuamente, por lo que hay que tratar el ámbito educativo y el familiar. Hay que tratar todos los contextos y ver que todos están interrelacionados”, ha señalado.

Este curso trata de cubrir un aspecto formativo necesario, multifacético y multidisciplinar desde el cual se prevenga la violencia machista, incluso antes de que esta misma se manifieste, y la idea es abarcar los aspectos más corrientes del día a día, desde la educación hasta la vigilancia en los ámbitos sanitarios o laborales. Y este es un ejemplo de cómo los diferentes fenómenos sociales actuales se deben de abordad desde un enfoque multidisciplinario.

Fuente: http://www.teinteresa.es/

 

 

 

Deja un comentario