Como mejorar las habilidades de los padres para jugar con sus hijos

Para desarrollar un niño sano y feliz, los padres deben de tener tiempo para recordar como jugaban de pequeños para poder  jugar con sus hijos.

A menudo, “nos encontramos con que los padres pierden la capacidad de jugar”, dice la terapeuta de juego Nancy O’Conner, directora del Centro de la Familia de la Universidad Estatal de Kansas, que ofrece servicios clínicos a la comunidad local.

“Aprender el abecedario es importante pero también los niños necesitan la oportunidad para el juego libre. Ahí es donde padres e hijos interactúan, hacen ruido, juegan a los disfraces, se persiguen , en resumen juegan juntos “, dice O’Conner,.

¿Por qué es tan importante jugar?

O’Conner dice que el juego fomenta el dominio y desarrollo  las 4 aptitudes clave: saber valorarse, conocer sus capacidades, saber conectarse y saber que son importantes.

“Queremos que los padres ayuden a sus niños a sentirse valientes, para sentir que pueden hacer las cosas, de que pertenecen y que son importantes”, dice O’Conner.

Los niños que tienen el coraje necesario saben que pueden enfrentar los retos y son resistentes, dice la terapeuta. Se sienten más positivos y que son importantes porque cuentan en la vida de los demás.

A partir de estas primeras relaciones, los niños aprenden a tratar a los demás de la forma en que son tratados y de sentir que pertenecen a sus grupos. Ese sentimiento de unión es uno de los criterios más importantes para ser más adelanta  adultos mentalmente sanos, dice O’Conner.

Con estas herramientas, un niño va a ser más hábil en el manejo potencial de problemas futuros como la intimidación, la presión de grupo y las transiciones. Los niños tendrán los recursos internos para manejar muchas situaciones que pueden encontrar, comenta O’Conner.

Ella propone unos puntos de  cómo pueden los padres  volver a aprender a jugar y por qué:

Focalizar la atención en el niño: Apague los aparatos electrónicos. No haga caso de los platos sucios o del maletín lleno de papeles del trabajo. “No importa lo ocupado(a) que este, no sacrifique el tiempo de juego con su hijo”, y agrega. “Cuando un niño recibe atención completa, se entera de que es valorado y que crecerá valorando a los demás.”

Disfrútense. Hay que crear tradiciones para usted y su niño que sean especialmente de ustedes. “El tiempo de juego debe ser alegre”, dice. “El juego es un momento en que un niño no tiene que asociarlo con las tareas.”

Use el lenguaje del niño. El lenguaje de un bebé son sonidos, gestos y expresiones. “Preste atención a lo que el niño le está diciendo a través del llanto o la sonrisa, o al alejarse”, dice ella. Aprenda a entender  el lenguaje de su bebé y saber satisfacer sus necesidades. Cuando un padre reacciona al enguaje de un bebé, el bebé se siente seguro y amado.

La auto-confianza y la auto-seguridad es importante para los niños, para convertirse en adultos sanos.

Cuando un niño se siente seguro, va a creer que puede lograr más – al caminar, cantando, lanzando una pelota, al leer un libro – y seguir desarrollándose. Él o ella tomará esa sensación de seguridad que le servirá en la  edad adulta, dice O’Conner.

“Cuando damos a los niños las herramientas básicas en una etapa temprana de la vida, se sentirán conectados, aprenderán  saber  tratar a los demás y cómo responder a los demás”, comento finalmente  O’Connor.

Fuente: Kansas State University

Deja un comentario