Cuando se trata de sexo, hombres y mujeres disfrutan del romance y el afecto previo por igual

Un nuevo estudio sobre el comportamiento sexual examina una amplia gama de comportamientos sexuales y descubre, quizás sorprendentemente, que tanto hombres como mujeres encuentran el romance y el afecto como las partes más atractivas de la sexualidad.

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Indiana-Bloomington y el Centro de Promoción de la Salud Sexual reclutaron a  2.000 hombres y mujeres para estudiar su participación en más de 30 comportamientos sexuales.

“Contrariamente a algunos estereotipos, los comportamientos más atractivos, incluso para los hombres, son comportamientos románticos y afectuosos”, dijo la Dra. Debby Herbenick, autora principal del estudio. “Estos incluyen besos, abrazos, decir cosas dulces y otras conductas románticas durante el sexo”.

Los investigadores también señalaron que, aunque muchos hombres y mujeres calificaron una variedad de comportamientos sexuales como preferidos y los pudieron haber usado en un pasado lejano, pocos participantes lo habían practicado en el último mes o año.

“Estos datos ponen de relieve las oportunidades para las parejas para hablar más abiertamente acerca de sus deseos sexuales e intereses”, dijo Herbenick.

“Juntos pueden encontrar nuevas formas de ser románticos durante sus relaciones sexuales unos con otros, mejorando tanto su satisfacción sexual como su relación con la felicidad”.

Por ser un estudio de primera clase en términos de la amplitud de los comportamientos sexuales examinados, esta investigación tiene muchas implicaciones para la comprensión futura de los comportamientos sexuales de adultos más allá de los que han sido previamente registrados y estudiados.

La Dra. Debby Herbenick cree que los hallazgos del estudio ayudarán a los educadores de la sexualidad, a los clínicos y a la población en general a comprender mejor la prevalencia y la diversidad de comportamientos sexuales de los adultos en la población general de los Estados Unidos.

El artículo que describe con detalle los hallazgos de este estudio aparece en PLOS One.

Fuente: Universidad de Indiana

Deja un comentario