DEPORTIVA

Dejar un régimen de ejercicio puede conducir a la depresión

Written by PAD

Dejar un régimen de ejercicio puede conducir a la depresión.

Todos somos conscientes de que la actividad física, a menudo en forma de ejercicio estructurado, ayuda a mejorar la salud física y mental. Sin embargo una nueva investigación ahora descubre que detener el ejercicio puede provocar un aumento de los síntomas depresivos.

Los investigadores de la Universidad de Adelaida en Australia, realizaron un análisis de estudios previos que examinaron los efectos de detener el ejercicio en adultos regularmente activos. La Dra. Julie Morgan, colaboradora en el estudio,  descubrió que la suspensión del ejercicio puede conducir a efectos perjudiciales para la salud mental en forma de depresión.

“La actividad física y el ejercicio adecuados son importantes para la salud física y mental”, dijo la Dra. Morgan.

“Las pautas actuales de salud pública recomiendan estar activo todos los días de la semana en lo posible. Se recomiendan al menos 150 minutos de ejercicio de intensidad moderada por semana para mantener la salud y prevenir la depresión, o 75 minutos de ejercicio de intensidad vigorosa para obtener beneficios de salud adicionales.

“Un amplio cuerpo de evidencia clínica muestra que el ejercicio regular puede reducir y tratar la depresión. Sin embargo, hay una investigación limitada sobre lo que sucede con los síntomas depresivos cuando se detiene el ejercicio “, agregó la Dra. Morgan.

La Dra. Morgan revisó los estudios que investigaron el cese del ejercicio en 152 adultos. Cada uno de ellos había realizado al menos 30 minutos de ejercicio, tres veces a la semana, durante un mínimo de tres meses.

“En algunos casos, el cese de esta cantidad de ejercicio indujo aumentos significativos en los síntomas depresivos después de tan solo tres días”, dijo el profesor Bernhard Baune, jefe de psiquiatría de la Universidad de Adelaida y autor principal del artículo.

“Otros estudios mostraron que los síntomas depresivos de las personas aumentaron después de la primera o la segunda semana, que aún es bastante pronto después de suspender el ejercicio”.

El profesor Baune dice que los síntomas depresivos que surgen de la interrupción del ejercicio se producen en ausencia de los marcadores biológicos típicos comúnmente relacionados con los síntomas depresivos.

“Esto sugiere algún tipo de efecto novedoso en estos casos, aunque deberíamos añadir algo de precaución aquí, ya que el número de personas incluidas en los estudios que examinamos fue pequeño. Tales hallazgos deberían ser replicados en ensayos adicionales “, agregó Bernhard Baune.

El profesor Baune comentó que la falta de investigación en esta área específica apunta a la necesidad de más estudios, para ayudar a comprender mejor la forma en que detener el ejercicio detona los síntomas depresivos.

“Por ahora, es importante que las personas entiendan el impacto potencial en su bienestar mental cuando dejan repentinamente el ejercicio regular”, finalizó diciendo Bernhard Baune,.

Los resultados de esta revisión aparecen en línea en el Journal of Affective Disorders.

Fuente: Universidad de Adelaida / EurekAlert

About the author

PAD

Deja un comentario