El apoyo que podamos tener a través de Facebook puede fomentar en nosotros sentimientos de bienestar

Los comentarios personalizados en Facebook pueden ayudar significativamente a una persona a que se sienta mejor consigo misma, según los investigadores de un nuevo estudio, lo que afecta la sensación de bienestar y satisfacción con la vida tanto como casarse o tener un bebé.

En el estudio, investigadores de la Universidad Carnegie Mellon y Facebook determinaron que las lecturas o mensajes clichés  o las retroalimentaciones de un solo clic tales como “me gusta” no influyen en el bienestar. Sin embargo, los comentarios frecuentes y sustantivos de amigos hicieron mejorar las percepciones emocionales.

Los investigadores determinaron que alrededor 60 comentarios de amigos cercanos en un mes se asociaron con el aumento del bienestar psicológico de los usuarios en forma similar como los relacionados con los principales acontecimientos de la vida.

“No estamos hablando de algo que es particularmente intenso como un abrazo”, dijo la Dra. Moira Burke, una investigadora de Facebook que obtuvo un doctorado en la interacción hombre-computadora en el Carnegie Mellon.

“Sino que estamos diciendo que esto puede ser un comentario de una sola o dos frases. Lo importante es que alguien como un amigo cercano se toma el tiempo para personalizarlo. El contenido puede ser edificante, y el simple acto de este tipo de comunicación recuerda a los beneficiarios de las relaciones significativas en sus vidas”.

Los resultados obtenidos por Burke y Robert Kraut, profesor en el Instituto de Interacción Humano-Computadora de la Universidad Carnegie Mellon, van  en contra de muchos estudios previos basados en encuestas a los usuarios de Facebook. Estos estudios a menudo han demostrado que el tiempo dedicado a las redes sociales se asocian con una mayor probabilidad de que las personas se sienten solas o deprimidas.

“Se puede uno preguntar: ¿Es que la gente infeliz están utilizando los medios sociales, o es que los medios sociales afectan a la felicidad?”, dijo Kraut.

El nuevo estudio fue capaz de resolver el clásico dilema “¿quién fue primero el huevo o la gallina?” mediante el uso de registros de Facebook para examinar los recuentos de actividad real en Facebook durante un período de un mes.

Todas las personas que participaron en el estudio lo hicieron en forma anónima y sus datos fueron analizados en conjunto. El contenido de las interacciones de los usuarios no se analizó.

Esta información fue más precisa que depender de los recuerdos de los participantes sobre su actividad en línea a través de las encuestas de uso común, esto permitió a Burke y Kraut distinguir entre tipos de actividad – publicación de anuncios, lectura cliché, comentarios, gustos, etc.

Los investigadores también fueron capaces de determinar si las interacciones fueron con personas a las que los usuarios se preocupaban o con conocidos menores. Estudios anteriores han tendido a agrupar toda la actividad de los medios sociales y la comunicación con amigos y conocidos.

“Resulta que cuando se habla con un poco más de profundidad en Facebook con las personas que te caen bien, uno se siente mejor”, dijo Kraut. “Eso también sucede cuando la gente habla en persona.”

“Esto sugiere que las personas que se sienten bajas de ánimo de hecho pueden pasar más tiempo en las redes sociales, pero deciden hacerlo porque han aprendido que les hace sentir mejor”, dijo Burke. “Están contactando a las personas que se preocupan por sus vidas.”

El estudio, se basó en 1.910 usuarios de Facebook de 91 países que fueron reclutados a través de los anuncios de Facebook.

Cada participante accedió a contestar una encuesta mensual durante tres meses y sus respuestas se unieron con recuentos sin identificación de su comportamiento en Facebook desde un mes antes de cada encuesta.

Al tener en cuenta el estado de ánimo y el comportamiento en el tiempo, Burke y Kraut revelaron que las interacciones de Facebook con amigos predijeron mejoras en las medidas de bienestar en áreas como la satisfacción con la vida, la felicidad, la soledad y la depresión.

Aunque esta investigación no hizo uso de experimentos aleatorios de asignación, se examinó la relación entre el uso de los medios de comunicación social y el bienestar a lo largo del tiempo.

Los investigadores creen que la metodología que ellos emplearon se acerca más a establecer una relación de causa y efecto que el usar encuestas que se aplican una sola vez como lo hacen la mayoría de los estudios sobre este tema.

Fuente: Journal of Computer-Mediated Communication

Deja un comentario