El bilingüismo puede reducir el riesgo de Alzheimer

El bilingüismo puede reducir el riesgo de Alzheimer

La investigación de la última década ha confirmado que conocer más de un idioma está relacionado con la salud cerebral.

Un nuevo estudio lleva esto un paso más allá, sugiriendo que el bilingüismo engrosa el cerebro proporcionando una capa protectora contra la atrofia asociada con el deterioro cognitivo y el Alzheimer. El deterioro cognitivo leve (DCL) es una afección asociada con el envejecimiento y también es un factor de riesgo para la enfermedad de Alzheimer (EA).

Al describir el estudio, los investigadores de la Universidad de Concordia en Canadá explican que “la mayoría de las investigaciones previas sobre la estructura cerebral se realizaron con adultos jóvenes o adultos sanos”.

“Nuestro nuevo estudio contribuye a la hipótesis de que hablar dos idiomas ejerce regiones cerebrales específicas y puede aumentar el grosor cortical y la densidad de materia gris. Y amplía estos hallazgos al demostrar que estas diferencias estructurales se pueden ver en los cerebros de los pacientes con DCL y EA multilingües “, explicó Natalie Phillips, profesora del Departamento de Psicología.

Phillips y su equipo son los primeros en utilizar datos de resonancia magnética de alta resolución así como sofisticadas técnicas para analizar todo el cerebro y de análisis para medir el grosor cortical como tambien la densidad tisular dentro de áreas específicas del cerebro.

En concreto, investigaron las áreas de control del lenguaje y la cognición en las regiones frontales del cerebro y las estructuras del lóbulo temporal medial que son importantes para la memoria y son áreas cerebrales que se sabe atrofian en pacientes con DCL y EA.

“Estudios previos utilizaron tomografías computarizadas, que son una medida mucho menos sensibles”, dijo Phillips. El estudio analizó resonancias magnéticas de pacientes participantes de la Clínica de Memoria del Hospital General Judío en Montreal.

Su muestra incluyó 34 pacientes con DCL monolingüe, 34 pacientes con DCL multilingües, 13 pacientes con EA monolingüe y 13 pacientes con EA multilingües.

Phillips cree que su estudio es el primero en evaluar la estructura de las regiones de control cognitivo y del lenguaje de los pacientes con DCL y EA. También es el primero en demostrar una asociación entre las regiones del cerebro y la función de memoria en estos grupos, y el primero en controlar el estado de inmigración en estos grupos.

“Nuestros resultados contribuyen a la investigación que indica que hablar más de un idioma es uno de los factores del estilo de vida que contribuyen a la reserva cognitiva”, comentó Phillips.

“Apoyan la idea de que el multilingüismo y sus beneficios cognitivos y socioculturales asociados están asociados con la plasticidad cerebral”.

El nuevo conocimiento será utilizado por Phillips y su equipo para explorar si las personas multilingües tienen un cableado cerebral único que les ayuda a administrar mejor el proceso de envejecimiento.

“Nuestro estudio parece sugerir que las personas multilingües son capaces de compensar la pérdida de tejido relacionada con la EA al acceder a redes alternativas u otras regiones del cerebro para el procesamiento de la memoria. Estamos investigando activamente esa hipótesis ahora”.

El estudio de Phillips, dirigido por la graduada en psicología de Concordia, Hilary D. Duncan, aparecerá en un próximo número de Neuropsychologia.

Fuente: Universidad de Concordia

Deja un comentario