EDUCATIVA

El bullying puede dañar todo el clima de una escuela

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Los investigadores de un nuevo estudio, analizaron el impacto de varios tipos de bullying en el clima escolar en las escuelas primarias y secundarias. Lo resultados muestran que el bullying, el acoso cibernético y la intimidación  se asocian significativamente con la disminución de las percepciones de seguridad escolar, integración y equidad para todos.

“Para cada forma de victimización, las medidas climáticas escolares bajan precipitadamente, así que si centramos la conversación sobre niños que son acusados de agresores, eso los limita a que los padres digan “no es mi hijo”, dijo la autora del estudio, Bernice Garnett del Colegio de Educación y Servicios Sociales de la Universidad de Vermont.

“Pero si cambiamos la conversación y señalamos que el bullying puede realmente dañar el clima escolar entero, entonces eso motiva y galvaniza la voluntad general de la comunidad escolar de hacer algo al respecto”.

Según el estudio, el 43.1 por ciento de los estudiantes encuestados habían experimentado al menos una forma de bullying durante el año escolar 2015-2016. Un poco más del 32 por ciento informó haber sido víctima de bullying, el 21 por ciento fue víctima de acoso cibernético y el 16,4 por ciento sufrió intimidación -definido todo esto como “experimentar acciones negativas de una o más personas debido a su piel, religión, sexo, identidad sexual o discapacidad”.

Los hallazgos destacan la necesidad de políticas integrales que aborden todas las formas de victimización para ayudar a promover entornos escolares seguros y equitativos, que están vinculados a los resultados educativos.

Investigaciones anteriores han demostrado que los estudiantes de las poblaciones vulnerables son más frecuentemente víctimas. El nuevo estudio encuentra que los estudiantes que experimentan polivictimización  tenían más probabilidades de identificarse como poblaciones vulnerables.

Los estudiantes que se identificaron como “multirraciales” u “otros” también experimentaron mayores niveles de polivictimización que sus pares. Además, los estudiantes que experimentaban la polivcitimización tenían más probabilidades de reportar una mal desempeño académico.

Un estudio reciente de la Universidad de Columbia, por ejemplo, mostró que los estudiantes que viven en estados donde las escuelas enumeran intimidación homofóbica, experimentan menos victimización. Sin embargo, los datos difieren regionalmente, lo que dificulta proteger a los estudiantes en lugares donde “la gente está usando identidades que apuntan al poder”, dijo Garnett.

“Las políticas pueden dar forma a las experiencias de los estudiantes en las escuelas”, agregó Garnett. “Este estudio está tratando de mostrar que tenemos que estar pensando en las fuerzas estructurales que hacen la intimidación prevalente entre ciertos grupos de niños, lo cual no es una coincidencia”.

“La razón por la que los jóvenes gays, los estudiantes que están aprendiendo inglés, los niños con discapacidades y los niños con sobrepeso son los objetivos principales de bulliyng es porque estas identidades se vuelven el foco dependiendo de donde uno vive”.

Este estudio se publicó en el Journal of Child & Adolescent Trauma

Fuente: Universidad de Vermont

Deja un comentario