TECNOLOGIAS

¿El conversar con Sigmund Freud en forma virtual puede ayudarnos a superar nuestros problemas?

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Un nuevo estudio ha encontrado que el recibir asesoría por parte de Sigmund Freud en forma virtual ayudó a varias personas a superar sus propios problemas psicológicos de forma más eficaz.

Los experimentos fueron realizados por Sofia Adelaide Osimo de la Escuela Internacional de Estudios Avanzados en Italia en colaboración con colegas del Laboratorio CASO de la Universidad de Barcelona.

Los investigadores utilizaron la realidad virtual para ayudar a los voluntarios a recibir asesoría del famoso psicoanalista.

En el experimento, los voluntarios llevaban sofisticados dispositivos de realidad virtual, como auriculares así como sensores, y se les introdujo en una sala virtual donde había una representación duplicada de sí mismos y otra de Sigmund Freud.

La persona podría alternativamente estar en el cuerpo de su avatar o en el cuerpo de Freud. Los movimientos de los avatares, en la condición experimental, estaban perfectamente sincronizados con los movimientos reales de la persona, y esto produjo una poderosa ilusión de realidad, de acuerdo con Osimo.

En la primera fase de cada sesión el voluntario era él mismo y describía un problema psicológico a Freud. Luego de inmediato se introdujeron en el cuerpo de Freud y se respondieron a sí mismos dando consejos.

Después el participante volvió a su propio cuerpo para escuchar la voz de Freud (que era la voz misma del participante pero con un tono más bajo, para no causar confusión). El intercambio podría continuar durante tantas vueltas como el voluntario deseaba.

En otro experimento, Freud no estaba presente y se les pidió a los voluntarios que pidieran asesoramiento y ellos mismos se contestaran, siempre encarnándose a sí mismo, tal como lo hacemos cuando hablamos con nosotros mismos en la vida real cuando reflexionamos sobre un problema, explicó Osimo.

“Cuando ellos encarnaban al psicoanalista vienés, su consejo era mucho más eficaz que cuando claramente se hablaron a sí mismos”, dijo Osimo,.

“Los resultados son claros”. “Darse a uno mismo consejos es siempre eficaz, pero hacerlo como Sigmund Freud funciona mejor.”

Los experimentos contenían una condición de control adicional en donde los avatares “no estaban” sincronizados con los movimientos reales de los voluntarios.

“Esto redujo considerablemente, la ilusión de la corporización,” señaló Osimo. “En esta condición el efecto del diálogo con uno mismo – o con Freud – fue anulado, lo que confirmó una vez más que es la ilusión lo que modifica el proceso de pensamiento.”

Encarnando a alguien que consideramos autoridad puede modificar los procesos que utilizamos para resolver problemas, comentó la investigadora. Y Freud es universalmente considerado como una autoridad en consejería psicológica.

“Antes de proceder con la fase experimental, se evaluó la autoridad del psicoanalista mediante cuestionarios aplicados a una muestra de la población de la que se extrajeron los temas seleccionados para los experimentos”, dijo Osimo. “Freud no sólo se encontró que era una figura muy autorizada y bien conocida, sino que su imagen demostró también ser altamente reconocible.”

“Hemos demostrado por primera vez en este estudio que el uso de la realidad virtual también es eficaz en los procesos cognitivos de alto nivel, tales como la resolución de problemas y toma de decisiones”, dijo finalmente Osimo. “Estos resultados también abren escenarios interesantes frente a la consejería psicológica donde podría la realidad virtual ser utilizada en procesos psicoterapéuticos en el futuro.”

Fuente: Scientific Reports

Deja un comentario