DEPORTIVA

El ejercicio no solo reduce el estrés, también puede revertir el envejecimiento

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

El ejercicio no solo reduce el estrés, también puede revertir el envejecimiento.

Una nueva investigación encuentra que el ejercicio puede mantener e incluso mejorar la salud a largo plazo.

Investigadores de la Universidad de Columbia Británica descubrieron que hacer ejercicio al menos tres veces por semana durante seis meses redujo el estrés en un grupo de cuidadores familiares. Además, el ejercicio pareció alargar una pequeña sección de sus cromosomas que se cree que retarda el envejecimiento celular.

“Espero que de esta investigación surja un nuevo enfoque en el cuidador familiar”, dijo Eli Puterman, profesor en la escuela de kinesiología de la Universidad de British Columbia y autor principal del estudio.

“Necesitamos diseñar intervenciones que ayuden a los cuidadores a cuidar sus cuerpos y sus mentes, y proporcionar el tipo de apoyo que se necesita para mantener ese largo plazo en la atención de personas”.

El problema es importante ya que se espera que la población de adultos mayores en los Estados Unidos se duplique para 2050. Como resultado, los miembros más jóvenes de la familia proporcionarán cada vez más este tipo de atención y, a menos que se tomen las medidas adecuadas para contrarrestar el estrés, este puede tener un efecto negativo en la salud de un individuo.

“Lo que los cuidadores necesitan es apoyo para mantener comportamientos saludables, porque esa es una de las primeras cosas que debe abandonar cuando se convierte en un cuidador familiar”, dijo Puterman.

Los investigadores reclutaron a personas físicamente inactivas que cuidaban a miembros de la familia con enfermedad de Alzheimer así como con demencia, y que informaron sentir altos niveles de estrés. Los 68 participantes fueron divididos aleatoriamente en dos grupos.

Un grupo realizó 40 minutos de ejercicio aeróbico de tres a cinco veces por semana, mientras que a los otros se les pidió que no alteraran su nivel de actividad. Aquellos en el grupo de ejercicios tenían acceso gratuito a un gimnasio y un entrenador de acondicionamiento físico para conversaciones semanales. El 81 por ciento de ellos se adhirió a al menos 120 minutos de ejercicio por semana durante la duración del estudio.

Al final del estudio, los cuidadores no solo mejoraron su condición cardiorrespiratoria, sino que redujeron su índice de masa corporal y recortaron sus cinturas, también informaron niveles más bajos de estrés percibido.

A nivel celular, los investigadores observaron telómeros más largos en los glóbulos blancos de los participantes después del programa. Los telómeros protegen los extremos de los cromosomas, al igual que los agletes que protegen los extremos de los cordones.

Sin ellos, los cromosomas se acortan hasta el punto en que mueren o entran en un estado llamado “senescencia”, en el que dejan de replicarse. Se ha demostrado que las células senescentes predicen problemas de salud futuros, como las enfermedades cardiovasculares.

Los hallazgos del estudio sugieren que, además de reducir el estrés, el ejercicio puede disminuir o incluso revertir el envejecimiento telomérico en un grupo de alto riesgo y con estrés.

La investigación se publicará en un próximo número de la revista Psychoneuroendocrinology.

Fuente: Universidad de British Columbia

Deja un comentario