El enorme peligro de soñar despierto mientras conducimos

Un nuevo estudio ha demostrado que vagar por la mente, o soñar despierto, mientras se está conduciendo es muy común. En la investigación los voluntarios reportaron vagar por su  mente el 70 por ciento del tiempo.

Mediante medidas electrofisiológicas, los investigadores dijeron que podían identificar cambios específicos en los patrones cerebrales cuando los voluntarios estaban vagando por su mente.

La falta de atención de los conductores es un factor importante en los accidentes de tránsito. Las fuentes más obvias de distracción son externas, como teléfonos u otros dispositivos móviles, pero muchos accidentes ocurren sin ninguna distracción externa obvia, señalaron los investigadores.

El soñar despierto es una forma poco estudiada de la distracción, donde los conductores comienzan a cambiar su atención de la conducción a los pensamientos internos. Paradójicamente, para mantenerse seguros, los conductores deben permanecer conscientes de otros conductores y peligros en el camino y ser capaces de responder rápidamente a eventos inesperados.

Para el nuevo estudio, los investigadores solicitaron a un grupo de voluntarios utilizar un simulador de conducción, mientras estaban conectados a un sistema de monitoreo electrofisiológico, para medir la actividad eléctrica en sus cerebros. Durante cinco días seguidos, los voluntarios completaron dos simulaciones de conducción de 20 minutos a lo largo de un tramo monótono de carretera recta a una velocidad constante, para imitar un viaje de ida y vuelta al trabajo.

Entre los dos trayectos, completaron una prueba escrita para simular el efecto de drenaje mental de un día de trabajo.

A lo largo del experimento, los voluntarios escucharon un zumbido a intervalos aleatorios, y cada vez que sonaba, usaban una tablero para indicar si su mente había estado vagando justo antes de oír el zumbido, explicaron los investigadores. Si sus mentes habían estado vagando, se les preguntó si eran conscientes de ello.

“Descubrimos que durante la conducción simulada, la mente de la gente pasea mucho – algunos más del 70 por ciento del tiempo”, dijo la Dra. Carryl Baldwin de la Universidad George Mason, que participó en el estudio.

Las mentes de los participantes eran más propensas a vagar en la segunda parte de la simulación, o sea, en el supuesto regreso a casa después del trabajo, descubrió el estudio.

En promedio, los conductores eran conscientes de sus mentes vagando sólo el 65 por ciento del tiempo, de acuerdo con los resultados.

Los investigadores informaron que también podrían detectar directamente cuando vagaban con su mente los voluntarios a través de la medición de la actividad cerebral.

“Hemos sido capaces de detectar períodos en qué los voluntarios estaban soñando despiertos a través de patrones electrofisiológicos distintivos del cerebro, algunos de los cuales indicaron que los conductores eran probablemente menos receptivos a los estímulos externos”, dijo Baldwin.

¿Entonces, qué significa esto? ¿Es peligrosa la mente errante? , y si es así, ¿podemos dejar de hacerlo?

“El soñar depierto puede ser una parte esencial de la existencia humana e inevitable”, dijo Baldwin. “Puede ser una manera de restaurar la mente después de un largo día en la oficina. Lo que no estamos seguros acerca de cómo es peligroso durante la conducción. Necesitamos más investigación para resolver esto”.

“En términos de mejorar la seguridad en el futuro, una opción podría ser los sistemas de transporte autónomo, como automóviles autodirigidos, que permiten a las personas estar distraídas cuando es seguro hacerlo, pero volver a concentrase en el manejo cuando necesitan prestar atención”, concluyó Baldwin.

Fuente: Frontiers in Human Neuroscience

Deja un comentario