El estilo de liderazgo en una organización puede ser clave para implementar con exito programas de salud y bienesta para los empleados

Los empleados saludables y felices son mucho más propensos a cumplir con los plazos y las expectativas en sus trabajos. Muchas empresas entienden esto y han puesto en marcha programas de salud y bienestar para los empleados. Sin embargo, algunas iniciativas han tenido un éxito reducido.

Un nuevo estudio del laboratorio Cornell de Alimentos y Marcas en Nueva York, encuentra que el estilo de liderazgo puede ser la clave para que los programas y las metas de salud de los empleados se lleven a cabo exitosamente.

El estudio revela que si bien las iniciativas de bienestar en el lugar de trabajo son comunes en las empresas, pocas han tenido un éxito considerable en conseguir que los empleados hagan cambios saludables.

Los investigadores proponen un enfoque alternativo que incentive a los gerentes por promover cambios específicos de bienestar de los empleados.

“En lugar de centrarse en los resultados de bienestar individuales, proponemos que sería más eficaz si los gerentes reciben incentivos para crear ambientes de trabajo más sanos en general, como puede ser el implementar acciones como la instalación de un enfriador de agua, proporcionar bocadillos saludables en las reuniones, y fomentar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal “, dijo la autora del estudio la Dra. Rebecca Robbins.

El estudio encuestó a 270 gerentes y se encontró que el 68 por ciento apoya la idea de ser evaluados por sus acciones de bienestar hacia los empleados.

“El apoyo del liderazgo es esencial en cualquier cambio de lugar de trabajo, incluyendo el bienestar. La mayoría de las iniciativas de bienestar de los empleados no utilizan el poder de  los directivos encargados. La estrategia que proponemos es única, ya que realmente se nutre de la capacidad de los gerentes para llevar a su equipo a implantar exitosamente los programas de salud “, dijo el co-autor del estudio el Dr.Brian Wansink, director del Laboratorio Cornell de Alimentos y Marcas.

En concreto, el estudio considera que la vinculación de tan sólo 10 por ciento de incremento salarial a los directivos por sus esfuerzos de lograr el bienestar de los empleados podría tener una gran recompensa en términos de crear una cultura de la salud en el lugar de trabajo, y podría inclinar la balanza hacia que los empleados sean más saludables.

Fuente: Laboratorio Cornell de Alimentos y de Marca

Deja un comentario