EL FÚTBOL ESTIMULA LA MEMORIA

No cabe duda  que nuestros recuerdos son nuestra riqueza. Una forma −dicen los expertos en psicología y envejecimiento− es el fútbol que es capaz de exteriorizar los más placenteros, aquellos recuerdos que la historia no ha conseguido llevarse. La práctica de esta teoría la están llevando a cabo varios ex futbolistas de la Asociación de Futbolistas del Valencia CF − Vicente Guillot, Waldo Machado y Luis Vilar, − junto a seis habitantes de la residencia de Ballesol Burjasot, que en diferentes talleres de Reminiscencia a lo largo de este año, pretenden “estimular a través del fútbol y los valores que este deporte transmite, aquellos recuerdos asociados a su infancia, juventud y madurez. Como reconocen la Psicóloga de este centro residencial, Ana Moret y la trabajadora social, María Herreros, “poder compartir cada historia de vida entre residentes y futbolistas de una misma generación, con similares vivencias y recuerdos de una época paralela, consigue estimular cognitivamente y personalmente a las personas mayores”.

En este sentido, la FEAFV (Federación Española de Asociaciones de Futbolistas Veteranos), entidad pionera del proyecto junto con la participación de la Asociación de Futbolistas del Valencia  y la colaboración de su máximo responsable, el ex futbolista Fernando Giner, pone en valor “la influencia emocional que tiene el fútbol y el ejemplo que supone como envejecimiento activo y saludable en las personas mayores, y en este caso en residentes de Ballesol”.

El taller de reminiscencia se desarrolla en las instalaciones de Ballesol Burjasot una vez a la semana y en sesiones de una hora y media distribuidas en dos partes. La primera destinada al reconocimiento de imágenes relacionadas con el fútbol y de jugadores como Waldo, Guillot, Vilar, José Claramunt, Ansola…..y al disfrutar de vídeos organizados por décadas y momentos “como el de la temporada 1967/1968 del Valencia en el que metieron 51 goles en Liga con 12 de Ansola”, recuerdan en una de la sesiones los veteranos del conjunto valencianista. En la segunda parte se desarrolla la capacidad sensorial y auditiva a través de objetos, música y fotografías que gentilmente han cedido el Instituto del Envejecimiento y la Asociación de Futbolistas del Valencia  a estos encuentros con los residentes.

La experiencia de estos talleres de reminiscencia se completará con la presentación de un Libro de Vida que reflejará con fotografías, recuerdos de infancia, juventud y madurez toda una vida de emociones, sensaciones y sentimientos, “que muestran el recorrido de una historia de envejecimiento activo y saludable que el fútbol nos ha ayudado a recordar”, comentan emocionados ex futbolistas y residentes, convencidos de que “Mi historia de vida y el fútbol” sirva de ejemplo para pensar que los recuerdos y la afectividad siempre están ahí, pero que hace falta aflorarlos con actividades como la reminiscencia.

No cabe duda que recordar en volver a vivir.

Fuente: http://www.entornointeligente.com

Deja un comentario