El “Ice Bucket Challenge” ya tiene sus criticos

Es probable que en los últimos días hayas visto en las noticias un montón de vídeos de famosos echándose un cubo de agua helada por encima. Se trata del “Ice bucket challenge”, el reto del cubo de hielo para concienciar sobre la esclerosis lateral amiotrófica (ELA o ALS por sus siglas en inglés.

La esclerosis lateral es una condición muscular degenerativa que afecta las células del sistema nervioso, haciendo que se pierda el control total del cuerpo. Las personas que la sufren tienen una expectativa de vida de unos dos a cinco años. También se le conoce como la enfermedad de Lou Gehrig por el legendario jugador y primera base de los Yankees de Nueva York que tuvo retirarse del béisbol de Grandes Ligas en 1939 a consecuencia de la enfermedad, que le fue diagnosticada ese mismo año. Gherig murió dos años después, en junio de 1941.

La campaña fue iniciada a mediados de julio en Boston por el exjugador de béisbol del Boston College Pete Frates, quien padece esclerosis lateral amiotrófica, y ha ganado mucha popularidad durante la última semana.

Es por esto que se ha iniciado el movimiento del “Ice Bucket Challenge” para crear conciencia sobre la enfermedad y recaudar dinero para encontrar una cura por medio de la investigación científica. Sin embargo, con el “boom” de los medios y redes sociales, se ha vuelto viral y desde personalidades reconocidas, magnates, empresarios y gente común lo han hecho.

Las reglas  del “Ice bucket challenge”son simples, solo necesitas una cámara, un envase, agua y hielo. Llena la cubeta con agua y hielo y prepárate para filmarte. Pero antes de hacerlo, piensa bien a que tres personas quieres retar a hacer lo mismo. Una vez ya tenga esto, la persona se debe filmar mientras se lanza una cubeta llena de agua con hielo encima y lo publica en las diferentes redes sociales. Si quien recibe el desafío decide no vaciarse el cubo de agua, puede elegir como alternativa donar 100 dólares en lugar de 10.

El reto ya ha llegado a oídos de personas como Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, quien desafió a Bill Gates, fundador de Microsoft, que lo cumplió. Famosos como Cristiano Ronaldo ya lo han hecho, pasando el testigo a Jennifer Lopez, Lil Wayne y Beyoncé. Otras personalidades, como Obama -que fue nominado por Ethel Kennedy, viuda de Robert F. Kennedy-, no se han “mojado” como tal, pero sí han donado dinero contra la esclerosis.

Charlie Sheen  el polémico actor ha roto el patrón “Ice Bucket Challenge”  para dar una lección. Sheen, conocido por sus líos amorosos y con sustancias prohibidas, decidió arrojarse por encima no un cubo de agua, sino un balde con 10.000 dólares en efectivo que aportará íntegramente a la investigación contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica.

Sheen ha optado por esta forma de apoyo a la iniciativa, y para subrayar que lo que necesita la ELA no son cubos de agua sino dinero para realmente recaudar fondos para la investigación.  El comentó en un video “Seamos honestos, el hielo se derretirá pero este dinero realmente ayudará a la gente”, dijo Sheen, que retó a Jon Cryer, Ashton Kutcher y Chuck Lorre, de Dos hombres y medio –la serie de la que fue expulsado por su comportamiento-, a hacer exactamente lo mismo.

El “Ice Bucket Challenge” ha empezado a recibir críticas o demostraciones en contra de la forma mas no del fondo de la causa como lo que ya mencionamos que hizo Charlie Sheen. La mayoría de las críticas no es por el objetivo  de recaudar fondos para instituciones que atienden a personas con Esclerosis Lateral Amiotrófica u otros padecimientos, sino por la manera en que se está haciendo, pues algunos consideran que más allá de lo simpático que pueda parecer que alguien famoso se eche una cubeta de agua fría, el mensaje oculto es “mira como desperdicio el agua pues a mí me sobra y no me importa que en otras partes del mundo haya escases del vital líquido.

Ojalá los asesores de imagen pública de estos personajes les aconsejen que sigan apoyando esta y otras causas nobles  pero con acciones o demostraciones más inteligentes y creativas.

Fuente: Varias fuentes 

Deja un comentario