SOCIAL

El ostracismo es justificado o no dependiendo de la percepción de quien juzga

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

El ostracismo es justificado o no dependiendo de la percepción de quien juzga.

La forma en que los humanos juzgan la exclusión social de otras personas varía, dependiendo de cuánto creen que la persona excluida tiene la culpa, según un nuevo estudio suizo publicado en el Journal of Personality and Social Psychology.

Sin embargo, esta percepción está fuertemente influenciada por la similitud entre los miembros del grupo.

La mayoría de nosotros hemos experimentado el ostracismo de alguna forma, incluso si es solo como un observador. Cuando un grupo excluye a alguien por falta de amabilidad o motivos egoístas, generalmente lo consideramos muy injusto.

Pero a veces los espectadores juzgan el ostracismo como una acción justificable; por ejemplo, esto puede suceder cuando la persona excluida se ha comportado de manera inapropiada o ha causado disturbios dentro de un grupo. Aun así, hacer este tipo de juicio moral correctamente es a menudo difícil, ya que los de afuera a menudo carecen de información básica importante.

Investigadores de la Universidad de Basilea en Suiza realizaron cinco estudios para investigar cómo las personas son influenciadas en situaciones de juicio. El número de participantes en cada uno de los estudios varió de 30 a 527.

Los resultados muestran que las personas tienden a considerarlo más injusto cuando la persona excluida es visiblemente diferente de las demás, ya que suponemos que esta persona solo se excluye porque es diferente. Sin embargo, si la persona excluida no es visiblemente diferente del grupo, los espectadores tienden a suponer que lo ha “provocado” a través de algún tipo de mala conducta.

Para el estudio, se les mostró a los participantes varios escenarios de ostracismo, incluida una discusión de sala de chat ficticia en la que tres estudiantes discutieron una presentación. Las ideas algo obstinadas y las sugerencias de uno de los estudiantes en la discusión fueron regularmente ignoradas por los otros dos.

Cuando los participantes creyeron que la persona condenada al ostracismo era “diferente” de las otras dos, por ejemplo, de un color de piel diferente o de un país diferente, consideraron que la exclusión era injusta. Estaban molestos con los dos estudiantes y los calificaron como malos colaboradores.

Sin embargo, cuando se creía que los miembros del grupo de chat eran más similares, como todos del mismo país, el punto de vista de los participantes cambió. En este caso, calificaron negativamente a la persona excluida, le echaron la culpa del ostracismo y no querían tener nada que ver con él/ella.

El estudio también reveló que la similitud influye en el juicio social incluso cuando es solo una similitud superficial, como que la persona excluida tenga un peinado diferente. Esto sugiere que las personas tienden a incorporar inconscientemente la similitud del grupo observado en su juicio moral.

“Estos estudios son importantes para temas como el hostigamiento y el ostracismo en las escuelas o lugares de trabajo”, dijo la psicóloga Dra. Selma Rudert, líder del estudio.

Cuando las personas están excesivamente influenciadas por características superficiales e ignoran la información real, puede conducir rápidamente a juicios erróneos con graves consecuencias. Si las personas injustamente excluidas no reciben apoyo de los demás, su aislamiento empeorará.

“Siempre se debe tratar de comprender toda la historia detrás de una situación de ostracismo antes de llegar a un juicio rápido” concluyó Rudert,.

Fuente: Universidad de Basilea

Deja un comentario