El pasear a tu perro tiene múltiples beneficios

Una investigación reciente encontró que para algunos, ser dueño de un perro está vinculado a la mejora de la salud. En el estudio, investigadores de la Universidad de Missouri descubrieron que los adultos mayores parecen beneficiarse de compañeros caninos en numerosos parámetros.

Los investigadores determinaron que los adultos mayores que son dueños de perros se benefician de los lazos que forman con sus compañeros caninos. Pasear a su perro se asocia con ejercitarse más frecuentemente, un menor índice de masa corporal, y un menor número de visitas al médico.

El vínculo entre sacar a su perro para un paseo diario o dos veces al día, es importante ya que según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos, recomiendan que los adultos de todas las edades deben practicar 150 minutos o más de actividad física moderada por semana.

Para los adultos de 60 años de edad o más, caminar es la forma más común de actividad física en su tiempo libre, ya que es a su propio ritmo, de bajo impacto y no requiere equipo.

“Este estudio proporciona evidencia de la asociación entre sacar a caminar a nuestro perro  y los beneficios a nuestra  salud física. Nosotros utilizamos una muestra grande y representativa a nivel nacional ” dijo la profesora  Rebecca Johnson.

El estudio analizó datos del 2012 del Estudio de Salud y Jubilación patrocinado por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento y la Administración de Seguridad Social. El estudio incluyó datos sobre las interacciones entre humanos y animales, la actividad física, la frecuencia de visitas al médico y los resultados de salud de los participantes.

“Estos resultados pueden servir de base para que los médicos recomienden a sus pacientes adultos mayores el tener perros lo que puede traducirse en una reducción en los gastos de atención de la salud para el envejecimiento de la población.”

Los investigadores encontraron sin embargo, que los beneficios a los propietarios de un canino solo ocurren cuando el propietario tiene un lazo cercano al animal. Es decir, las personas con mayores grados de unión con sus  mascotas son más propensas a pasear y dedicar más tiempo a sus perros que los que informaron enlaces más débiles.

Además, el estudio mostró que el caminar son su mascota ofrece un medio para socializar con los dueños de otras mascotas.

“Las comunidades de jubilados también podrían ser alentadas a incorporar más políticas para que  acepten perros y que incluyan senderos para caminar con ellos y áreas con acceso a sus mascotas para que sus residentes puedan tener acceso a los beneficios para su salud”, finalizó diciendo Johnson.

Fuente: University of Missouri – Columbia

Deja un comentario