LABORAL

El teletrabajo puede afectar negativamente el liderazgo

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Investigadores de la Universidad del Sur de Georgia y la Universidad Brigham Young han encontrado que los trabajadores están inclinados a seguir a personas dentro de la misma ubicación física.

“Las personas que trabajan de forma remota en un equipo pueden estar en desventaja cuando se trata de que sean vistos como un líder”, dijo el doctor Cody Reeves, profesor asistente de Liderazgo Organizacional y Estrategia en la Universidad Brigham Young.

En otras palabras, si una empresa tiene un supervisor en su sede que se comunica de manera virtual con el resto de un equipo ubicado físicamente juntos, es más probable que tenga problemas de liderazgo.

Los investigadores descubrieron problemas de gestión comunes asociados con el teletrabajo que incluyen las luchas de poder, confusión, problemas de comunicación – todas las cosas que los ejecutivos no quieren cuando están tratando de realizar su trabajo.

Los investigadores tienen el siguiente consejo: Si quieres un líder eficaz cuando se tiene teletrabajadores en el equipo, asegúrate de que el líder esté físicamente en sitio, con la mayoría del grupo, o asegúrate de que todo el mundo usa el teletrabajo.

Reeves y sus colegas pusieron a prueba sus teorías de liderazgo mediante la creación de 84 equipos de cuatro personas con estudiantes universitarios, a continuación, fueron al azar asignándos a un equipo.

Las asignaciones incluían equipos físicamente juntos, equipos que estaban parcialmente en sitio y parcialmente virtuales y equipos que estaban trabajando totalmente en forma virtual (interacción sólo a través de la tecnología).

Luego, los investigadores pidieron a los equipos completar una actividad de toma de decisiones, y a continuación responder a una encuesta donde  calificaron sobre su experiencia con otros miembros del equipo.

“Hemos aprendido que si se quiere que emerja un líder claro, es mejor tener a todos cara a cara en una sede o que todos trabajen a distancia,” dijo Reeves.

“Es cuando se decide combinar – algunos en sitio y algunas virtuales que empieza la confusión de como interactuar”

En todo caso, Reeves piensa que su investigación debe dar a las empresas una pausa para considerar políticas de teletrabajo. Eso es algo que no ocurrió hace 10 años cuando el teletrabajo se puso de moda.

“Estaban tan preocupados acerca de si o no podían hacerlo, y nunca se detuvieron a pensar si deberían hacerlo”, dijo Reeves.

“Afortunadamente, muchas empresas en la actualidad están tomando un enfoque más deliberado al decidir  cuando el teletrabajo tiene sentido para su funcionamiento.”

Fuente: The Leadership Quarterly.

Deja un comentario