El tener un déficit de sueño puede influir negativamente en nuestro autocontrol

Un nuevo estudio sugiere que los malos hábitos de sueño pueden tener un efecto indeseable sobre nuestro autocontrol. Esto puede provocar altos riesgos tanto en lo personal como lo profesional de un individuo.

Aprender como el déficit de sueño puede afectar la vida de una persona es importante, ya que en la actualidad  las 24 horas al día dentro de la economía global a menudo hacen que las personas duermen menos.

En el estudio titulado “Las interacciones entre los hábitos de sueño y el autocontrol,” los investigadores  concluyeron que un individuo privado de sueño tiene un mayor riesgo de sucumbir a los deseos impulsivos, la falta de atención y la toma de decisiones cuestionables.

“El autocontrol es parte de la toma de decisiones diarias. Cuando se presentan  los deseos y las oportunidades en conflicto, el autocontrol permite mantener el control “, dijo June Pilcher, profesora distinguida de  psicología de la Universidad de Clemson, quien es una de los cuatro autores del estudio.

El estudio exploró cómo se entrelazan los hábitos de sueño y el autocontrol donde estos afectan el funcionamiento diario de una persona.

“El ejercitar el auto-control permite tomar mejores decisiones cuando entran en conflicto los deseos y las oportunidades. Que tienen implicaciones en la carrera de una persona y la vida personal de largo alcance “, dijo Pilcher.

Según indican estudios previos los malos hábitos de sueño, que incluyen momentos inconsistentes de sueño donde no hay suficientes horas de sueño, también pueden conducir a problemas de salud, incluyendo el aumento de peso, la hipertensión y las enfermedades. Los estudios también han encontrado que la privación del sueño disminuye el autocontrol, que lleva a aumentar la hostilidad en las personas, y esto a su vez pueden crear problemas en el lugar de trabajo y en su hogar “, comentó también Pilcher.

Por otra parte, el mejorar los hábitos de sueño pueden contribuir a un nivel más estable de las reservas energéticas diarias. La disponibilidad de energía puede ayudar a la capacidad de una persona para tomar decisiones más difíciles en lugar de optar por la opción o tarea más fáciles.

“Muchos aspectos de nuestra vida cotidiana pueden ser afectados por la mejor gestión de sueño y la capacidad de auto-control”, dijo finalmente Pilcher.

Mejorar  la salud y el desempeño de los trabajadores son dos beneficios potenciales, pero los problemas sociales, tales como las adicciones, el juego excesivo y el gasto también podrían ser más controlables cuando la deficiencia de sueño no está interfiriendo con la propia toma de decisiones.

Fuente: http://www.eurekalert.org/

Deja un comentario