El tener una complejidad emocional es un buen rasgo de nuestra personalidad

Una nueva investigación sugiere que experimentar una mezcla de emociones es en realidad una buena característica de una persona y no un ejemplo degradante de la indecisión.

En un paisaje global, que incluya muchas culturas, los investigadores encontraron que la complejidad emocional es común entre las personas que viven en diferentes partes del mundo.

En concreto, los investigadores de la Universidad de Waterloo examinaron cómo las personas varían en su tendencia a ver las situaciones, ya sea como todo bueno o todo malo, o de una manera más compleja viendo un poco de ambos.

Estudios previos han encontrado que cuando hay una menor complejidad emocional junto con una disminución de la capacidad para controlar las propias emociones, también hay una mayor incidencia de depresión.

“La gente en muchos países occidentales ven a los sentimientos encontrados como indeseables – porque esto sugiere que si alguien experimenta sentimientos encontrados es una persona endeble”, dijo Igor Grossmann, profesor en el Departamento de Psicología de la Universidad de Waterloo, y autor principal del articulo al que hacemos referencia artículo.

“En realidad, encontramos que tanto los occidentales como los orientales que muestran una mezcla de sentimientos son más capaces de diferenciar sus emociones y la experiencia de sus vidas de una manera emocionalmente rica y equilibrada.”

La investigación indica que las personas que viven en culturas  tales como Canadá, Estados Unidos, Australia o Gran Bretaña – eran menos emocionalmente complejas que las personas que viven en otras culturas con un mayor énfasis en los sentimientos de deber y lazos familiares.

Las personas en varias partes de Asia y Rusia mostraron considerablemente más complejidad en sus emociones. Europa Occidental y Sudáfrica cayeron en el medio.

“La gente en las otras culturas son más propensas a experimentar la complejidad emocional, ya que son capaces de ver diferentes perspectivas”, dijo Grossman.

“Por ejemplo, podrían ver una pérdida de empleo no solo como decepcionante, sino también como una gran oportunidad para pasar más tiempo con la familia o para probar algo nuevo. Una persona de una cultura que se orienta hacia la realización personal es más probable que lo vea todo negativo”.

Este proyecto consistió en tres estudios. Uno de ellos utilizó una herramienta de análisis de textos para medir la prevalencia de expresiones emocionales mixtas en 1,3 millones de sitios web y blogs en idioma Inglés.

Los otros dos estudios se centraron en las formas en que las personas comunican sus emociones a través de una gama de experiencias cotidianas, examinando si informaron experimentar sentimientos encontrados, y si se establecían diferencias entre los diferentes tipos de experiencias tanto positivas como negativas.

“A través de todo el proyecto, el grado en que una cultura promueve centrarse en otras personas en lugar de uno mismo, incluyendo una mayor conciencia de los demás, se asoció positivamente con todos los marcadores de complejidad emocional. Estas personas mostraron también una mayor complejidad emocional a nivel personal,” concluyó diciendo Grossman.

Fuente: Journal of Personality and Social Psychology

Deja un comentario