ENTENDIENDO LA PSICOLOGÍA DE LOS ADULTOS MAYORES

El periodo de envejecimiento se caracteriza psicológicamente por los esfuerzos que debe realizar el individuo para adaptarse a los cambios biológicos y limitaciones físicas y a las nuevas condiciones de vida que supone el envejecimiento.

Los momentos críticos más importante por los que tiene que pasar todo anciano son: pérdidas de relaciones afectivas significativas, especialmente la pérdida de la pareja, la aparición de una o más enfermedades que constituyen una amenaza para la vida o una limitación de la capacidad de autonomía.

No cabe duda de que a pesar de que la vejez tiene elementos positivos y de que se puede vivir de forma satisfactoria, es una edad de pérdida. El anciano vive con la esperanza de perder lo menos posible, de conservar los logros obtenidos. Un buen aprendizaje en la frustración y en la aceptación de los impedimentos que se van a encontrar a lo largo de la vida supone, indudablemente, la mejor forma para prepararse para la tercera edad.

LOS CAMBIOS PSICOLÓGICOS LOS PODEMOS DIVIDIR EN TRES GRANDES ÁREAS:

1. Cognitivos: los que afectan a la manera de pensar, así como las capacidades de tipo intelectual.

2. Los afectivos y de personalidad: los que afectan a la forma de sentir y expresar afecto y la forma de interpretar los hechos de  la realidad.

3. Los sexuales: es decir, los que afectan al deseo sexual y a la actividad sexual.

 

Por supuesto  existen otros factores que pueden contribuir a afectar en forma negativa o positiva a una persona adulta mayor y estos los tocaremos en las siguientes publicaciones.

 

Fuente: http://www.vejezyvida.com/

Deja un comentario