¿Es el estrés financiero un factor detonante de la violencia doméstica?

Un nuevo estudio ha encontrado que la violencia doméstica tiende a ocurrir con más frecuencia cuando una pareja está experimentando estrés financiero. Y si bien los resultados no prueban una relación específica de causa y efecto, ellos sí confirman que los factores estresantes extremos tales como inestabilidad de la vivienda y la inseguridad alimentaria deberán tratarse más a menudo en los centros sanitarios. El estudio estuvo a cargo por la Dra. Corinne Peek-Asa directora del Centro de Investigación de Prevención de Lesiones en la Universidad de Iowa.

Para el estudio, los investigadores analizaron los datos del Estudio Nacional Longitudinal de Salud de la Adolescencia  a la Adultez, que comenzó en 1994, cuando los participantes estaban en los grados escolares de 7 a 12.

Los participantes informaron la frecuencia con que habían cometido algún grado de violencia en una escala que va desde “nunca” a “más de 20 veces en el último año.” Los tres niveles de violencia evaluados fueron  “hacer amenazas / abuso físico menor”, “abuso físico severo,” y “abuso físico causado “.

También informaron si habían experimentado seis tipos de factores estresantes financieros al menos una vez en los últimos 12 meses: falta de pago de los servicios públicos, la falta de pago de la vivienda, los temores de falta de disponibilidad de alimentos, servicios públicos desactivados, y el desalojo.

Un hallazgo importante fue que más mujeres que hombres reportaron sentirse estresadas financieramente. Más mujeres que hombres también reportaron haber atacando verbal y físicamente a sus parejas. Esto no significa, sin embargo, que las mujeres son más propensas que los hombres a reaccionar ante el estrés financiero con la violencia, afirman los investigadores.

Específicamente, 27,7 por ciento de las mujeres y 22,9 por ciento de los hombres experimentaron al menos un tipo de factor de estrés financiero. Un mayor porcentaje de mujeres que los hombres, también manifestaron haber sufrido tres de los seis tipos de factores estresantes financieros.

Por otra parte, un mayor por ciento de las mujeres que los hombres informaron que eran incapaces de pagar sus servicios públicos (17,6 por ciento contra 12,7 por ciento), alimentos (14 por ciento frente a 9,9 por ciento), y servicio telefónico (10,4 por ciento frente al 7,8 por ciento).

Una proporción similar de hombres y mujeres experimentaron los factores estresantes de la falta de pago de vivienda, que tiene tenían sus servicios básicos cortados, y estar a punto de ser  desalojos.

Otra de las autoras, la Dra Laura Schwab-Reese, del Departamento de Salud de la Comunidad y del Comportamiento en el Colegio de ka Universidad de Iowa, dijo que los datos son muy útiles, pero no son lo suficientemente concluyente como para desarrollar intervenciones.

“Sabemos que la violencia ocurrió en el último año, y sabemos que los factores estresantes financieros ocurrieron tambien en el último año,” dijo Schwab-Reese. “Pero lo que no hemos sido capaces de separar con estos datos es si el factor de estrés financiero ocurrió inmediatamente antes de un episodio violento, o había una relación ya exacerbada violenta? Ese es un punto muy importante para saber qué tipo de  intervenciones son necesarias”.

Los hallazgos de este estudio podrían ayudar a los médicos a expandir sus ideas de lo que suelen considerar sobre el estrés relacionado con la salud, además de los factores tales como el sobrepeso, fumar y beber, para incluir los factores de estrés tales como la inseguridad alimentaria, facturas pendientes de pago, y el vivir con la preocupación de un desalojo.

“A pesar de que los médicos no han llegado a este punto, algunas de las necesidades de salud más importantes de los pacientes son factores como la vivienda, los servicios de empleo y consultoría financiera – estrategias que podrían reducir la tensión financiera y potencialmente reducir la violencia en la pareja”, concluó Peek-Asa.

Fuente: Journal Injury Epidemiology.

Deja un comentario