ESTRATEGIAS DE CAMBIO PAR FAVORECER EL CLIMA ORGANIZACIONAL

Cuando se va a llevar a cabo una estrategia de cambio en una organización surgen varios cuestionamientos uno de ellos es si ¿Realmente se está convencido de cambiar?. Esta pregunta se la debe de plantear sobre todo el equipo encargado del cambio, con el fin de impulsar las nuevas formas de trabajo y aprendizaje al interior de las organizaciones. Es bien sabido que no hay recetas ni trucos que nos hagan fácil la labor sin embargo algunas metodologías si pueden aplicarse en ciertas organizaciones pero pueden ser un rotundo desastre para otras.

 Algunas preguntas que debemos plantearnos para iniciar una estrategia de cambio son: ¿ Cuál es el cambio que se quiere lograr ?, ¿ lo que se busca es nuevo, diferente y en qué medida ?, ¿ a qué áreas y personal impactara el cambio ?, ¿ qué se necesita para cambiar ?, ¿ estamos preparados para el impacto tanto dentro como fuera de la organización ?, ¿ se han establecido los canales de comunicación tanto dentro como hacia fuera de la organización ?,  ¿ cómo será medido el impacto del cambio hacia clientes y proveedores ?, y sobre todo ¿cómo afectará esto el clima laboral?

Partiendo de todas estas preguntas hay 6 claves para la estrategia del cambio organizacional que nos pueden ayudar a minimizar el impacto negativo, pero sobre todo lo mejor es que contribuirán a crear un clima laboral positivo después de la transición.

Estas 6 claves son:

1- Elaboración de una estrategia de comunicación efectiva y eficaz capaz de informar así como movilizar a los involucrados.

2- Identificación, monitoreo y reducción del impacto en la cultura de la empresa, impulsando la alineación organizacional.

3- Garantía del apoyo de los líderes de la organización con relación a los objetivos trazados en el proyecto de cambio e identificación de líderes. En otras palabras contar con un buen patrocinio.

4- Administración de la transferencia de conocimiento para la organización, estrategias de entrenamiento y soporte después de que los cambios se realicen. Esto conlleva también una buena estrategia de gestión del conocimiento.

5- Concientización de los riesgos causados por la transición, generación de instrumentos de medición para acertar y ajustar el proceso post-implementación.

6- Desarrollo y orientación del equipo encargado del proyecto con el soporte de la alta gerencia para alcanzar los resultados esperados.

Como ya se dijo no es una labor fácil  sin embargo al trabajar  simultáneamente con los diferentes procesos de una organización y sobre todo los humanos la posibilidad de éxito es alta.

Fuente: http://adrianavarro.com

Deja un comentario