Great Place to Work: ayuda a las organizaciones a crear y sostener excelentes lugares para trabajar

Great Place to Work  es una empresa de investigación y consultoría gerencial, con oficinas centrales en Estados Unidos y con afiliados alrededor del mundo.

Great Place to Work nace en Estados Unidos fundado por Robert Levering y Milton Moskowitz, a raíz de su libro “The 100 Best Companies to Work for in America” el cual fue publicado en 1984. Y fruto de un trabajo de investigación de 25 años.

El primer hallazgo de los fundadores fue que los mejores lugares para trabajar se basan en las relaciones laborales de alta calidad caracterizadas por la confianza, el orgullo y la camaradería (la gente disfruta en su ambiente de trabajo). Y en las relaciones claves de jefe-colaborador y entre colaboradores. Todo lo cual construye un excelente lugar para trabajar.

Great Place to Work evalúa las organizaciones y selecciona los mejores lugares de trabajo para su posible inclusión en una  listas sobre la base de dos herramientas de evaluación: La encuesta a los empleados Trust Index y el cuestionario a la gerencia Culture Audit. A través de estas herramientas evalúan clara y precisamente las percepciones de sus empleados. Hacen consultas sobre la experiencia en el lugar de trabajo y analizan la efectividad de las prácticas que impactan en la cultura del lugar de trabajo.

Lo que hace el Great Place to Work es ayudar a las organizaciones a crear y sostener excelentes lugares para trabajar facilitando procesos de mejora de sus entornos laborales.

Los parámetros que toma Great Place to Work son los definidos a partir de su modelo conceptual creado hace más de 25 años y aplicado en todo el mundo.

La encuesta Great Place to Work contiene preguntas que están formuladas alrededor de las cuestiones que interesan a los empleados de todos los estratos jerárquicos. Estas cuestiones están centradas en la relación del empleado con su jefe, su trabajo y sus compañeros. Estas tres relaciones se ven reflejadas en el modelo a partir de tres grandes dimensiones: la CONFIANZA (compuesta por la Credibilidad, el Respeto y la Imparcialidad), el ORGULLO y la CAMARADERIA.

Lo realmente distintivo de los mejores lugares para trabajar es el modo en que los empleados y los jefes se relacionan, siendo la CONFIANZA el elemento fundamental y característico de los excelentes lugares para trabajar.

La relación de confianza que establecen los jefes con sus empleados es fundamental. En dicho vínculo se destacan algunos comportamientos y prácticas como la coherencia que se observa entre lo que se dice y hace, las instancias de comunicación abierta y transparente que se generan para compartir expectativas y percepciones de ambas partes, las posibilidades de desarrollo tanto profesional como personal que se ofrecen y la forma en la que se definen los ascensos y demás oportunidades de reconocimiento, entre otros temas.

Se ha comprobado que el hecho de ser un excelente lugar para trabajar y, por consiguiente, tener un clima de excelencia, genera mayor rentabilidad y productividad, incrementa la atracción y retención de talentos, alienta la innovación y aumenta la cooperación y el compromiso de los empleados. Asimismo, este logro genera una gran difusión y reconocimiento en los diversos ámbitos empresariales y sociales en general.

En resumen, todo lo mencionado no tiene otro propósito más que fortalecer la reputación corporativa de la organización y constituir una fuerte ventaja competitiva algo que algunos directivos o propietarios de empresas descuidan o no le dan tanta importancia.

Fuente: http://gestionando.biz   

 

Deja un comentario