NOTICIAS

La contaminación del aire en la Ciudad de México y su relación con el Alzheimer

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

La contaminación del aire en la Ciudad de México y su relación con el Alzheimer.

Un nuevo estudio realizado por un equipo de investigadores internacionales plantea preocupaciones sobre la evolución y la implacable patología de la enfermedad de Alzheimer observada en los jóvenes que viven en la Ciudad de México.

Los niños que crecen en la Ciudad de México tienen exposiciones de por vida a concentraciones de contaminantes del aire por encima de las normas actuales de los EE. UU., incluso para partículas finas (PM 2.5).

La Ciudad de México es un ejemplo de crecimiento urbano extremo y de grave contaminación ambiental. Millones de niños están expuestos involuntariamente a concentraciones nocivas de PM 2.5 todos los días de sus vidas desde la concepción.

Para el estudio, los investigadores analizaron 507 muestras de líquido cefalorraquídeo de niños, adolescentes y adultos jóvenes que viven en la Ciudad de México, así como de ciudades de control con bajos niveles de contaminantes del aire. El equipo buscó un tipo de anticuerpo tau (Non-P-Tau) como un biomarcador potencial de la enfermedad de Alzheimer y el daño axonal, así como otros biomarcadores.

El Non-P-Tau aumentó significativamente más rápido con la edad entre los niños de la Ciudad de México en comparación con los controles. Non-P-Tau es potencialmente un biomarcador temprano del daño axonal y la patología axonal del Alzheimer en poblaciones jóvenes altamente expuestas.

Según los investigadores, la contaminación del aire es un grave problema de salud pública y las exposiciones a concentraciones de contaminantes del aire en o por encima de los estándares actuales se han relacionado con la neuroinflamación y el alto riesgo de enfermedad de Alzheimer.

Solo en los Estados Unidos, 200 millones de personas viven en áreas donde contaminantes como el ozono y las partículas finas superan los estándares. Investigaciones anteriores han demostrado que la exposición a la contaminación del aire está relacionada con una disminución del desarrollo cognitivo, un aumento de los problemas de comportamiento e incluso con diferencias estructurales en el cerebro de los niños.

El estudio fue realizado por un equipo internacional de investigadores de las Universidades de Montana, Boise State (EE.UU), Valle de México, Universidad Veracruzana, Instituto Nacional de Pediatría (México), Paul-Flechsig-Institute for Brain Research y la empresa de tecnología analítica Analytik Jena (Alemania).

El equipo de investigación indicó que se deben hacer esfuerzos para identificar y mitigar los factores ambientales que influyen en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Además, la neuroprotección de niños y adultos jóvenes debe ser una prioridad de salud pública, dijeron, y se deben hacer todos los esfuerzos para detener el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer en las primeras dos décadas de vida.

Los hallazgos se publicaron en el Journal of Alzheimer’s Disease.

Fuente: IOS Press

Deja un comentario