La custodia compartida puede ser mejor para los niños de padres divorciados

Según una nueva investigación sueca, los niños en edad preescolar en custodia conjunta de padres divorciados tienen menos síntomas psicológicos que los que viven en su mayoría o sólo con uno de los padres después de una separación.

Investigadores de la Universidad de Uppsala, Karolinska Institutet y del Instituto de Investigación CHESS descubrieron que los niños que viven alternativamente con sus padres después de una separación muestran un menor número de problemas de comportamiento y síntomas psicológicos que los que viven en su mayoría o sólo con uno de los padres.

La práctica de la custodia conjunta -los niños que viven alternativamente y pasan aproximadamente la misma cantidad de tiempo en cada uno de los hogares de sus padres- ha aumentado en los últimos años y es más común en Suecia que en cualquier otro país.

Estudios previos han demostrado que los niños y los adolescentes se llevan bien en custodia física conjunta. Pero los expertos infantiles han afirmado que no es adecuado para los niños pequeños, ya que se supone que necesitan continuidad y estabilidad en sus relaciones con los padres. Sin embargo, se han realizado pocos estudios de niños en edad preescolar con custodia física conjunta, señalaron los investigadores.

Sobre la base de estimaciones de padres y maestros de preescolar, los investigadores compararon problemas conductuales y síntomas mentales de 136 niños en custodia física conjunta, 3.369 en familias nucleares, 79 viviendo mayormente con un padre y 72 niños que viven solo con uno de los padres.

Los síntomas fueron evaluados usando el popular “Cuestionario de Fortalezas y Dificultades” (SDQ por sus siglas en inglés), y mostraron que tanto los maestros de preescolar como los padres indicaron que los niños que viven la mayor parte del tiempo o solo con uno de los padres tienen más dificultades que los que viven bajo custodia conjunta o en familias nucleares.

En las estimaciones de los padres, no hubo diferencias significativas entre los niños en las familias nucleares y la custodia conjunta, mientras que el personal preescolar informó menos síntomas de los niños en las familias nucleares.

Los investigadores dijeron que su estudio es el primero de su tipo para mostrar cómo los niños suecos se benefician en la custodia conjunta. Las evaluaciones de la salud de los niños por personal preescolar, además de las de los padres, da más fortaleza a los resultados arrojados en el estudio.

Sin embargo, advirtieron, el diseño del estudio no muestra causalidad. Estas interpretaciones requieren el conocimiento del bienestar y de los síntomas de los niños antes de que sus padres se separaran.

Fuente: Universidad de Uppsala

Deja un comentario