SOCIAL

La dinámica sectaria del coaching coercitivo

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Con el título “Las nuevas sectas: 10 rasgos del coaching coercitivo”, el psicólogo mexicano Héctor Cerezo ha publicado un artículo en el diario Milenio en el que denuncia la “dinámica sectaria” del coaching, tan de moda en estos momentos.

Cerezo, doctor en Psicología Educativa y del Desarrollo así como profesor-investigador en el Departamento de Humanidades del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, busca en su artículo “cuestionar los planteamientos, ámbitos de aplicación y prácticas del coaching, no sólo como dispositivo de control social, sino además denunciar su nociva modalidad coercitiva”.

A continuación, se mencionan los 10 rasgos del coaching coercitivo que señala Héctor Cerezo.

  1. Usan eufemismos variados: Sanando tu vida, Coaching inside, Liderazgo transformacional, Samurai game o Ingeniería de lo imposible.
  2. El segmento poblacional al cual está dirigido es muy amplio y no existe filtro alguno para determinar la presencia de personas con enfermedad mental.
  3. Los entrenamientos están organizados habitualmente en tres niveles jerárquicos y tienen horarios extensos y atípicos.
  4. Gradualmente, el grupo de coaching se convertirá en el espacio que sustituye a otros escenarios sociales como la pareja, la familia nuclear y extensa, el grupo de amistades y compañeros de trabajo.
  5. Las estrategias de trabajo tienen un carácter confrontativo y son usadas como ejercicios dialogales, vivenciales y catárticos que pretenden generar cambios emocionales y cognitivos superficiales y de modo extremadamente veloz.
  6. La mayoría de los entrenamientos son coordinados por “coaches” sin formación en disciplinas de la salud mental y tampoco cuentan con cédula profesional para ejercer como psicólogos.
  7. Algunas de las prácticas más nocivas que desarrollan en sus entrenamientos están relacionadas con el relativismo moral, la causalidad radical que divide a los participantes entre víctimas y responsables, la divulgación de sesgos cognitivos que impiden apelar a la razón e invasión de la privacidad.
  8. Como consecuencia de una dilución de los límites personales, el establecimiento de relaciones sexuales y eróticas entre coaches, participantes y staff es un fenómeno común.
  9. Las empresas de coaching coercitivo son negocios familiares o de socios cercanos, y aunque afirmen recolectar donativos con fines filantrópicos, la única preocupación genuina es la ganancia económica.
  10. Ejercen un control sectario de los participantes mediante la persuasión coercitiva, el uso obsesivo de un argot, la insistencia en la firma de compromisos con el grupo y el seguimiento estrecho del staff para asegurar la estratégica tarea del enrolamiento.

Fuente: http://infocatolica.com

Deja un comentario