La disminución en el desempeño de actividades físicas comienza a partir de los 50 años de edad

Un nuevo estudio tiene malas noticias, ya que indica que la  disminución física comienza a una más temprana edad de lo que realmente se creía, a menudo cuando las personas se encuentran aún en sus 50 años.

El estudio se centró en un grupo grande de adultos en Estados Unidos a través de una variedad de grupos de edad.

Los hallazgos sugieren que los esfuerzos para mantener la fuerza y la resistencia básica deben comenzar antes de los 50 años. Un régimen de ejercicios se recomienda que se inicien a principios de la mediana edad, ya que proporciona a un individuo la oportunidad de preservar las habilidades que mantienen a la gente móvil e independiente en el futuro.

“Por lo general, las pruebas funcionales se realizaban en personas de 70 a 80 años, y para entonces ya se habían perdido 40 años de oportunidades para solucionar los problemas”, dijo la Dra. Miriam C. Morey, investigadora principal en el Centro de Estudios de Envejecimiento y Desarrollo Humano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke.

Morey y sus colegas estudiaron a un grupo de 775 participantes inscritos en el Estudio de Mediciones para Entender la Reclasificación de las Enfermedades, un programa también conocido como el Estudio Murdock. El cual es una  investigación clínica longitudinal que incluye a más de 12.000 participantes y alrededor de 460.000 muestras biológicas.

Para el estudio sobre el rendimiento físico y esperanza de vida, el equipo de Duque trabajó con los participantes inscritos entre las edades de 30 a 100 años, con amplia representación tanto en sexos y razas.

Todos los participantes realizaron las mismas tareas sencillas para demostrar fuerza, resistencia o el equilibrio: levantarse de una silla varias veces durante 30 segundos; estar de pie sobre una pierna durante un minuto; y caminar durante seis minutos. Además se midió su velocidad al caminar a una distancia de aproximadamente 10 yardas.

En general los hombres se desempeñaron mejor que las mujeres en las tareas y las personas más jóvenes superaron a los participantes de mayor edad. Sin embargo, la edad en que comenzó a aparecer el declina en la capacidad física fue en la década de los años 50  y los resultados fueron consistentes independientemente de su sexo u otras características demográficas.

El estudio proporciona puntos de referencia sobre la capacidad física que podrían ser fácilmente mensurables, proporcionando una manera accesible para detectar problemas anticipadamente.

“Nuestra investigación refuerza un enfoque sobre el ciclo de vida para mantener la capacidad física. No espere hasta que usted tenga 80 años de edad y ya está en silla de ruedas”, dijo la Dra. Katherine S. Hall, autora del estudio y profesora en la Facultad de medicina en Duke.

“La gente a menudo malinterpretan el “envejecimiento” en el sentido de ‘edad’, y que las cuestiones sobre la independencia funcional no son importantes hasta más tarde en la vida. Este sesgo  también existe entre los investigadores y profesionales de la salud.

La buena noticia es que, con la atención y el esfuerzo propio, la capacidad de funcionar de manera independiente a menudo se puede conservar con la práctica del ejercicio regular”.

Hall y Morey comentaron finalmente que la siguiente fase de su investigación será estudiar muestras de sangre de los participantes para determinar si existen marcadores biológicos que se correlacionen con la disminución de la capacidad física.

Fuente: Duke University School of Medicine

Deja un comentario