SALUD MENTAL

La falta de atención es un rasgo común en la población, aunque en diferentes grados

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Una nueva investigación sugiere que todo el mundo tiene algún grado del rasgo cognitivo asociado con la falta de atención o la distracción, similar a la inteligencia donde las personas varían en su C.I. de acuerdo con diferentes rasgos de la personalidad.

El conocimiento del grado en que un individuo tiene una tendencia a distraerse puede ayudar a mejorar el rendimiento escolar y laboral, así como mejorar la calidad de vida.

“Todos sabemos por experiencia personal que algunas personas parecen ser más propensas a los lapsos de falta de atención más que otros. Al mismo tiempo, sabemos que la falta de atención y distracción caracterizan a las personas con un diagnóstico clínico de hiperactividad y déficit de atención (TDAH) “, dijo Nilli Lavie de la University College London, una de las autoras del estudio

“Esto nos llevó a la hipótesis de que todos tenemos en algún grado falta de atención o nivel de distracción, y en el extremo del espectro clínico se encuentra el TDAH”.

Para investigar si existe un rasgo continuo, Lavie y la coautora Sophie Forster obtuvieron una muestra 174 adultos sanos a quienes se les aplicó un test en línea para medir su nivel de distracción.

Después de contestar los tests, los participantes completaron un autoinforme de una prueba validada para evaluar síntomas del TDAH en su infancia.

Los resultados mostraron que la distracción de los participantes se asoció con el nivel de los síntomas del TDAH que habían tenido en la infancia, incluyendo tanto su puntuación de TDAH en general y sus calificaciones de los dos subtipos de TDAH (falta de atención e hiperactivo-impulsivo).

La asociación entre la distracción y síntomas de TDAH estuvo presente en toda la gama de las puntuaciones, lo que sugiere que la distracción es un rasgo continuo que va de menor a mayor en la población en general.

Las investigadoras creen que los hallazgos sugieren que las tareas más exigentes reducen la distracción de los participantes en todos los ámbitos, con independencia de sus calificaciones para el TDAH. Este descubrimiento implica que la manipulación de las demandas de atención de una tarea puede ser una estrategia para aumentar la concentración y el rendimiento en una tarea.

Según Lavie y Forster, el contar con las herramientas para reconocer y medir un rasgo atención-distracción podría ayudar a entender por qué algunas personas parecen ser particularmente más propensas a los accidentes y a cometer más errores.

“El descubrimiento de un rasgo de atención-distracción es importante porque la atención sirve como puerta de entrada a todo el procesamiento de la información”, dijo Lavie.

“Un alto nivel del rasgo de distracción es probable que tenga un impacto en el rendimiento escolar y el trabajo de una persona, además de la afectación en su capacidad para concentrarse en las actividades y tareas cotidianas, tales como la lectura.”

El detectar a tiempo este rasgo podría ser “un importante factor determinante aunque aún poco reconocido”, concluyeron las investigadoras.

Fuente:  Journal Psychological Science

Deja un comentario