La hidratación puede aumentar los beneficios cognitivos en adultos mayores

La hidratación puede aumentar los beneficios cognitivos en adultos mayores.

Investigaciones recientes han demostrado que el ejercicio puede aumentar la salud y la memoria del cerebro en adultos mayores e incluso puede ayudar a prevenir la enfermedad de Alzheimer. Ahora, un nuevo estudio encuentra que beber más agua puede ser clave para cosechar todos los beneficios cognitivos del ejercicio.

El nuevo estudio resalta el vínculo entre la hidratación antes del ejercicio y la extensión de la cognición mejorada en el ejercicio en adultos de mediana edad y adultos mayores. Los hallazgos fueron presentados recientemente en la reunión anual 2018 de la American Physiological Society  en San Diego.

Aunque está bien documentado que la deshidratación puede perjudicar el rendimiento del ejercicio y la función cerebral en los jóvenes, se sabe menos acerca de su impacto en los adultos mayores.

“Los adultos de mediana edad y mayores a menudo muestran una percepción de embotamiento cuando tienen sed, lo que los pone en riesgo de deshidratación y, posteriormente, puede reducir los beneficios cognitivos relacionados con la salud al practicar ejercicio”, dijeron los investigadores.

Para el estudio, el equipo de investigación reclutó a ciclistas recreativos (de 55 años de edad en promedio) que participarían en un gran evento ciclista en un día cálido (78-86 grados F). Tanto antes como después del evento, los ciclistas completaron una tarea de “hacer senderos”, que implicaba conectar rápida y precisamente los puntos numerados con papel y lápiz. Esta actividad sirvió como una prueba de la función ejecutiva.

La función ejecutiva se define como un conjunto de habilidades mentales necesarias para hacer las cosas; por ejemplo, las habilidades necesarias para planificar, enfocar, recordar y realizar múltiples tareas. Se ha demostrado anteriormente que el ejercicio mejora la salud intelectual, incluida la función ejecutiva.

Antes del evento, el equipo de investigación analizó la orina de los participantes y los dividió en dos grupos, con hidratación normal y los deshidratados, en función de su estado de hidratación.

Los participantes en el grupo de hidratación normal mostraron una mejora notable en el tiempo de finalización de la prueba de fabricación de senderos después del ciclismo en comparación con su prueba de pre-ciclismo. El grupo de deshidratación también completó su prueba posterior al ciclismo un poco más rápido, pero la reducción de tiempo no fue significativa.

“Esto sugiere que los adultos mayores deberían adoptar comportamientos adecuados de bebida para reducir la fatiga cognitiva y potencialmente mejorar los beneficios cognitivos de la participación regular del ejercicio”, escribieron los investigadores.

Si bien la deshidratación puede ser perjudicial para cualquier persona, es especialmente peligrosa para los niños pequeños y los adultos mayores. Los síntomas pueden incluir sed extrema, orina oscura, micción menos frecuente, mareos, fatiga y confusión.

Fuente: American Physiological Society

Deja un comentario