La mayoría de los estadounidenses cree que los buenos modales están desapareciendo

Un nuevo estudio revela que el 74 por ciento de los estadounidenses cree en términos generales que la gente se ha  vuelto más grosera durante las últimas décadas, según El Centro de Investigación de Asuntos Públicos de la Universidad de Chicago (CIAPUCH).

“Existen claras diferencias entre lo que los estadounidenses de más edad y los más jóvenes consideran como una conducta grosera en general,” dijo Trevor Thompson perteneciente al CIAPUCH.

“En las áreas de tecnología, en particular, casi la mitad de los estadounidenses de 18 a 29 años creen que es perfectamente aceptable el uso de teléfonos celulares en los restaurantes, por ejemplo, mientras que sólo el 22 por ciento de los mayores de 60 años de edad están de acuerdo con esto. Este mismo tipo de división es evidente en el uso de malas palabras e incluso en las discusiones sobre el sexo en público”.

El usar groserías parece ir en aumento con una cuarta parte de la admisión del público en general americano. Alrededor del 34 por ciento de los estadounidenses admiten el uso de malas palabras en público a veces.

Con respecto a los comentarios o chistes basados ​​en la raza, el género o la sexualidad, 8 de cada 10 estadounidenses informan de que este comportamiento no es apropiado.

Sólo el 7 por ciento dice que a veces o con frecuencia hacen comentarios sobre el género o la sexualidad de alguien en público. Sin embargo hay un poco más de aceptación de estos tipos de comentarios en privado.

El ochenta por ciento de los encuestados cree que los políticos deben mantenerse a un nivel más alto que el público en general en el buen comportamiento en público, pero pocos piensan que en la realidad están a la altura de esa expectativa.

De hecho, dos tercios (68 por ciento) de los encuestados ven las campañas políticas de este año como superando al público en general en el uso de grosería. Sólo el 15 por ciento de los encuestados piensan que los políticos no deben preocuparse por lo que piensan otras personas sobre su comportamiento durante sus campañas.

En cuanto a los partidos políticos, una mayor parte (78 por ciento) de los estadounidenses ve la campaña republicana como grosera e irrespetuosa. Incluso 8 de cada 10 republicanos (79 por ciento) consideran que sus candidatos a la presidencia como mal educados. En contraste, sólo el 41 por ciento de los estadounidenses ven la campaña demócrata como grosera e irrespetuosa.

Fuente: Universidad de Chicago

Deja un comentario