SALUD MENTAL

La música puede ayudarnos a regular nuestras emociones

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

Un nuevo estudio ha encontrado que nuestras respuestas neuronales a los diferentes tipos de música afecta nuestra regulación emocional.

La regulación emocional es un componente esencial para la salud mental. La mala regulación emocional se asocia con trastornos psiquiátricos del estado de ánimo como la depresión.

Los musicoterapeutas  saben de la potencia que  la música puede tener sobre nuestras emociones, y utilizan la música para ayudar a sus clientes a mejorar sus estados de ánimo e incluso para ayudar a aliviar los síntomas de los trastornos del estado de ánimo.

Pero muchas personas también escuchan la música por su cuenta como medio de regular sus emociones, y no se sabe mucho acerca de cómo esto afecta a su salud mental.

Eso llevó a los investigadores del Centro de Investigación Interdisciplinario de Música de las Universidades de Jyväskylä y Aalto en Finlandia y de la Universidad Aarhus en Dinamarca para investigar la relación entre la salud mental, los hábitos de escuchar música, y las respuestas neuronales a la música al analizar los datos de una combinación de comportamientos y de neuroimagenes.

“Queríamos saber los efectos negativos al escuchar música de ciertos generos”, dijo Emily Carlson quien es una estudiante graduada de la Universidad de Jyväskylä, además de ser musicoterapeuta y coautora principal del estudio.

Los voluntarios fueron evaluados en varios marcadores de la salud mental, como la depresión, la ansiedad y neurotismo. También informaron de las formas en que más a menudo escuchaban música para regular sus emociones.

El análisis mostró que la ansiedad y neurotismo fueron más altos en personas que tienden a escuchar música triste o agresiva, y esto se dio sobre todo en hombres.

“El escuchar este género de música dio como resultado el poder expresar o canalizar sus sentimientos negativos, mas no como medio para mejorar su estado de ánimo negativo,” dijo el Dr. Suvi Saarikallio, coautor del estudio y desarrollador de la prueba de regulación del humor a través de la música (MMR por sus siglas en inglés).

Para investigar los procesos de regulación de las emociones inconscientes del cerebro, los investigadores registraron la actividad neuronal de los participantes utilizando imágenes de resonancia magnética funcional  mientras escuchaban fragmentos de música que generaban alegría, tristeza, y temor.

Lo que el estudio reveló es que los hombres que tendían a escuchar música que expresa sentimientos negativos tenían menos actividad en la corteza prefrontal medial. En las mujeres que tendían a escuchar música para distraerse de los sentimientos negativos, hubo una mayor actividad en el córtex prefrontal medial.

“El córtex prefrontal medial está activo durante la regulación de las emociones”, dijo la doctora Elvira Brattico, coautora principal del estudio. “Estos resultados muestran una relación entre los estilos de escuchar la música y la activación de la corteza prefrontal medial, lo que podría significar que ciertos estilos de escucha tienen efectos a largo plazo sobre el cerebro.”

“Esperamos que nuestra investigación alienta a los musicoterapeutas para hablar con sus clientes acerca de el uso de la música fuera de sus sesiones y animar a todos ellos a pensar en cómo las diferentes formas en que usan la música podría ayudar o perjudicar a su propio bienestar”, concluyó Carlson.

Fuente: Journal Frontiers in Human Neuroscience

Deja un comentario