La Orientación Vocacional hace la diferencia entre el éxito y el fracaso profesional

El término Orientación Vocacional está conformado por dos palabras que tienen su origen etimológico en el latín. La primera de ellas, “orientación”, procede del verbo “oriri” que puede traducirse como “nacer”. La segunda, “vocacional”, por su parte emana de otro verbo latino: vocare, que es sinónimo de llamar. Por lo que la Orientación Vocacional implicaría  un llamado interior a nacer o renacer o en otras palabras una búsqueda para encontrar nuestra vocación.

Ya de manera práctica podemos decir que la orientación vocacional es un conjunto de prácticas destinadas al esclarecimiento de las actitudes y aptitudes vocacionales. Se trata de un trabajo preventivo cuyo objetivo es proveer los elementos necesarios para posibilitar la mejor situación de elección para cada sujeto.

La Orientación Vocacional va dirigida mayormente a estudiantes  tanto de nivel secundaria como a nivel medio superior, para darles un apoyo direccional hacia la elección de una carrera profesional,  y que sepan cuáles son sus  principales  habilidades  y en qué área o carreras pueden llegar a desempeñarlas mejor  para que en un futuro no tengan la desilusión de haberse equivocado en su elección.

La Orientación Vocacional puede llevarse a cabo de forma individual o grupal, ya que supone actividades ligadas tanto a la exploración personal como al análisis de la realidad a través de información sobre la oferta académica y las particularidades del mercado laboral.

La Orientación Vocacional es instrumentada por parte de orientadores o pedagogos, donde aplican una serie de herramientas tales como los conocidos test de orientación vocacional. Se trata de cuestionarios que están conformados por una amplia lista de actitudes y aptitudes que son vitales en diversas profesiones, donde los evaluados generalmente  deben elegir mediante cuatro parámetros u opciones múltiples (nada, poco, bastante o mucho) de el interés que tienen en las citadas.

No obstante, además de este test que ayuda a conocer las habilidades propias del individuo, también se suele emplear otros instrumentos o técnicas como la entrevista para llevar a cabo la mencionada orientación educativa. Así, se hace uso de todo tipo de información sobre las opciones educativas existentes, cómo se encuentra el mercado laboral, las carreras universitarias con más demanda, etc.

Finalmente hay que  destacar que la búsqueda vocacional es una tarea personal donde cada individuo debe reconocerse como protagonista, y descubrir sus motivaciones y talentos donde puede desarrollarse personal y profesionalmente en forma óptima.

Fuente: http://www.desarrollarme.com 

Deja un comentario