La pasión extrema de los deportistas puede conducir al uso de sustancias ilegales

Una característica común de una estrella del deporte es la pasión por su deporte. El amor innato para el deporte y la voluntad de pasar horas y horas practicando a menudo es lo que los distingue de los demás.

Ahora, un nuevo estudio canadiense halla que entre más pasión un atleta puede tener para un deporte, hay una tendencia hacia el uso de drogas para mejorar su rendimiento.

Esta investigación es la primera en demostrar que los niveles de pasión pueden predecir la actitud de un atleta universitario hacia el uso de drogas que mejoran su rendimiento.

Investigaciones anteriores han indicado que hay dos tipos de pasión que están involucradas en actividades de ocio. La primera es la pasión armoniosa que implica sentimientos de goce, y esta actividad se mezcla con la vida del atleta.  La segunda es la  pasión obsesiva  que implica una incapacidad para retirarse de una actividad, o sentimientos de culpa de no participar.

“La pasión se asocia a menudo con palabras positivas, como el amor y la dedicación, pero nuestra investigación sugiere que nos puede controlar también”, dijo Wade Wilson, autor principal del artículo y profesor de la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Salud de la Universidad de Waterloo.

“El conocimiento de las motivaciones y procesos de pensamiento que pueden contribuir a un comportamiento negativo es importante, y tiene el potencial de conducir a intervenciones eficaces y talleres informativos para los atletas.”

Como parte de la investigación, los investigadores estudiaron a cerca de 600 atletas tanto mujeres como hombres en equipo deportivo en cuatro universidades de Ontario quienes completaron una serie de encuestas.

“Hemos encontrado que, independientemente del género, los atletas que reportaron mayor pasión obsesiva indicaron actitudes más tolerantes respecto el uso de drogas para mejorar su desempeño, mientras que los atletas que reportaron mayor pasión armoniosa tuvieron actitudes más conservadoras hacia el uso de estas drogas”, dijo Wilson.

“Estos resultados sugieren que cuanto más cerca una actividad o deporte está vinculada a nuestra identidad, hay una mayor posibilidad de que podríamos hacer lo que sea para mantener esa identidad.”

Los investigadores creen que sus hallazgos proveerán a los entrenadores una orientación sobre cómo guiar mejor a sus atletas. Ellos esperan que el estudio ayudara a los entrenadores a ver el enlace entre la pasión y las actitudes hacia los uso de sustancias prohibidas, para identificar mejor a los atletas en riesgo de usar este tipo de drogas.

El estudio también recomienda que los entrenadores sean consciente del papel central que los deportes competitivos pueden tener en las vidas e identidades de los atletas, y el intento de crear o mantener las culturas que permita a los atletas

el disfrute y la perspectiva de la participación, mientras se mueven lejos de la mentalidad de ganar a toda costa.

Fuente: Journal of Sport Intercolegial

Deja un comentario