La psicología del boxeador triunfador

El boxeo es un deporte que psicológicamente hablando requiere de mucha autoconfianza, cualquier pequeña inseguridad hace que el rival parezca invencible. Como en otros deportes la psicología en el boxeo debería estar muy presente en la preparación de un competidor.

Sólo el boxeador que compite al máximo de sus posibilidades sabe muy bien que si no posee una buena preparación psicológica se puede tener un resultado no esperado durante la competición, y bajar mucho su rendimiento en comparación con las horas de sacrificio y dedicación a los entrenamientos.

Todo boxeador debería también entrenar su mente junto con sus cualidades físicas, en aspectos psicológicos como:

Concentración: es esencial para alcanzar el máximo nivel. El elemento principal de la concentración es la capacidad de focalizar la atención sobre la tarea que se está desarrollando sin distraerse con estímulos internos y/o externos.

Atención: íntimamente relacionada con la concentración, las distintas demandas deportivas requieren diferentes demandas de atención, pudiendo ser estas estrechas, amplias, internas o externas según la situación lo requiera.

Motivación: Eje fundamental de la vida en general, del deporte y boxeador  en particular. La motivación como proceso, permite al boxeador participar de su deporte debidamente orientado hacia objetivos  con metas determinadas y delimitadas.

Auto Confianza: Es la creencia o el grado de certeza que los individuos poseen acerca de su habilidad para tener éxito en el deporte en que participen. Es la creencia que se puede realizar satisfactoriamente una conducta deseada, por lo cual es de suma importancia para tener éxito en el boxeo.

Comunicación: Otra aptitud sumamente importante en la vida y mucho más aun en el ámbito deportivo como el boxeo. La comunicación es esencial a la hora de trabajar con boxeadores, no solo para ellos sino para la optimización del trabajo del entrenador y demás miembros del cuerpo técnico.

Autoconocimiento: El boxeador  debe con el tiempo conocerse en detalle para saber cómo reaccionar ante determinadas situaciones, o emociones que lo asaltan. Debe poseer básicamente conocimiento de sus respuestas, de la influencia del entorno sobre si, como responde su cuerpo entre otros aspectos para poder utilizar adecuadamente el  autocontrol.

Relajación: La relajación puede ayudar a eliminar tensiones locales, facilita la recuperación cuando se dispone de poco tiempo de descanso, ayuda a evitar el exceso de tensión muscular, ayuda al comienzo del sueño y reduce el insomnio que puede ser frecuente previa competencia y poscompetencia.

Visualización: es una técnica que programa la mente para una tarea, no es magia, requiere práctica sistemática para ser efectiva. Involucra todos los sentidos, aunque es más común utilizar lo que se llama “ver con los ojos de la mente “, en el deporte todos los sentidos son importantes.

Todas estos elementos  no se adquieren en un día, alguien que entrena pegando al saco y presta más atención a los sparrings que están efectuando dos compañeros, tiene un problema de concentración y eso hay que entrenarlo desde YA.

Todas estas técnicas o elementos psicológicos sirven para dar lo mejor al  subir al ring  y evitar que el boxeador se ponga nervioso sino por el contrario dar lo mejor de sí a la hora de la verdad.

Fuente: http://boxeototal.com

Deja un comentario