LA PSICOLOGÍA DEL GOLF

La actitud mental cuando se practica el golf  es el de poder centrarse en el “presente” y “lugar” del juego, es esencial para ganar, o simplemente para dar lo mejor de cada uno. Para realizar que cada jugada sea eficaz, es necesario estar concentrado, atendiendo a lo que se tiene que “atender”. Para ello la mente no debe estar ni el pasado, ni volar al futuro del partido. El concepto de “jugar tiro por tiro”, es bien conocido por el círculo golfístico, y aplicable a todos los deportes.

Cuando un jugador se ha preparado físicamente, el resultado reside casi completamente en la concentración. Para ello debe entrenar su atención, y permanecer centrado en el aquí y ahora del juego.

La concentración tiene dos dimensiones: el tiempo y el lugar. El componente “tiempo”, significa si se centra en el pasado, presente o futuro, en relación a lo que el cuerpo está haciendo en ese momento.

Por ejemplo; está pensando en un error que acaba de hacer, es la mente detrás del cuerpo. Si está preocupado en el resultado, o en una próxima jugada, entonces la mente se anticipa a la acción. Cualquiera de las dos situaciones, nos conduce a una disminución en el rendimiento, ya que la fina línea del presente se rompe.

Las críticas por los fallos que cometemos, hacen que un error se transforme en varios. El miedo de volver a repetir el anterior, lo desplazamos al que estamos por jugar. Esta percepción errónea, produce inseguridad en la acción presente, ya que la mente todavía está centrada en la anterior.

El problema no está en la técnica, sino en la forma de pensar, generando un destiempo en la acción, en la cual la mente queda en milisegundos atrás o adelante, fuera de tiempo influyendo en el  movimiento muscular correspondiente. Ese segundo, que debería haber estado centrado en la acción del presente, está ocupado por la duda y el temor, y que para los espectadores o entrenador, puede ser interpretado como un momento de indecisión.

La única vez, que el cuerpo está “en sintonía”, es cuando la persona se centra en “la situación actual.”

“Saber jugar el presente y en el correcto lugar”. En este aspecto está involucrada la confianza, que es lo que se llama, “una habilidad y necesidad básica del juego mental”, debido a su importancia y relación con otras habilidades mentales. Liberar las interferencias de tiempo, origina una mente clara y libre de dudas, centrada 100% en la jugada del momento.

En futuras notas seguiremos profundizando en la psicología del golf.

Fuente: http://psicologia-golf.blogspot.mx/

Deja un comentario