La resiliencia en los adolescentes puede mitigar los riesgos en línea

El entorno en línea puede poner a los adolescentes en riesgo de solicitaciones sexuales, acoso cibernético y material explícito. Una nueva investigación muestra que los efectos negativos de los riesgos en línea encontrados rutinariamente parecen ser temporales, desapareciendo para la mayoría de los adolescentes en menos de una semana.

Investigadores de la Universidad de Florida Central (UFC), el estado de Pennsylvania y el estado de Ohio descubrieron que los adolescentes típicos parecen ser resistentes y capaces de hacer frente a la mayoría de los riesgos en línea.

En este nuevo estudio, los investigadores realizaron un estudio  basado en la web de 68 adolescentes. Hicieron una crónica de las experiencias en línea de los adolescentes durante ocho semanas. Los resultados fueron evaluados utilizando escalas psicológicas previamente validadas para determinar cómo las experiencias negativas en línea influyeron en su estado emocional y el bienestar de los adolescentes.

Si bien descubrieron que los adolescentes informaron más emociones negativas durante las semanas que experimentaron el acoso cibernético y el contenido explícito, estos efectos desaparecieron solo una semana después.

Los investigadores reportarán sus hallazgos en la conferencia en el 2018 sobre Trabajo Cooperativo y Social Respaldados por Computadora que se llevará a cabo en Nueva Jersey.

“Creo que si hay un mensaje aquí, y es que los adolescentes están muy expuestos, pero se recuperan y muestran resistencia”, dijo Bridget McHugh, que trabajó en el estudio mientras era estudiante de doctorado en UFC.

“No estamos exactamente seguros de cómo están aprendiendo las habilidades de afrontamiento, pero lo están haciendo y son buenas noticias”.

McHugh dijo que el afrontamiento puede estar ocurriendo a través de otras interacciones en línea con amigos o mediante el apoyo de las comunidades de medios sociales.

La Dra. Pamela Wisniewski, profesora asistente de informática en UFC y coautora del estudio, concluyó que es necesario realizar más investigaciones sobre cómo los adolescentes aprenden a lidiar con el mundo de las redes sociales en constante cambio.

“Sé que los padres tienen miedo de todos los peligros que existen, especialmente porque los adolescentes parecen estar prácticamente atados a Internet con sus dispositivos móviles”, dijo Wisniewski,.

“Pero tal vez estamos sobre problematizando los riesgos en línea y creando otro estresor entre adolescentes y padres. Lo que deberíamos observar es, ¿qué significa todo esto para el adolescente? “

“Por supuesto que reconocemos que hay casos en que los adolescentes experimentan graves riesgos en línea, como el acoso cibernético, que conducen a resultados negativos a largo plazo, que los puede llevar a cometer suicidio”, añadió Wisniewski.

“Esto es terrible, pero también son casos extremos”. La buena noticia es que en nuestro estudio, encontramos que estos escenarios extremos no son la experiencia adolescente promedio”.

Ella sugiere que los padres ayuden a sus hijos a aprender a manejar los riesgos, y eso no puede suceder si no hay una comunicación abierta.

Sin embargo, la comunicación durante la adolescencia es una tarea desafiante, especialmente cuando se trata del tema de la actividad en línea. En un estudio anterior, Wisniewski descubrió que los adolescentes no comunican sobre todos los riesgos que encuentran en línea porque los padres tienden a reaccionar de forma exagerada.

Fuente: Universidad de Florida Central

Deja un comentario