La sabiduría puede estar influenciada por la variabilidad de la frecuencia cardíaca

El investigador principal de un estudio, el profesor Igor Grossman, del Departamento de Psicología de la Universidad de Waterloo, Canadá, y sus colegas, publicaron recientemente sus resultados donde sugieren que el corazón podría tener una gran influencia en la sabiduría de las personas.

El profesor Grossman y sus colaboradores señalan que una noción cada vez más popular entre los científicos y filósofos es que la sabiduría tiene que ver con “reconocer los límites del conocimiento de uno, ser consciente de los diversos contextos de la vida y la forma en uno puede desarrollarse con el tiempo, reconocer puntos de vista los demás, y la búsqueda de la reconciliación de los puntos de vista opuestos”.

Si bien muchas personas creen que tales aspectos obedezcan únicamente a la función cognitiva, el equipo de investigadores del presente estudio señala que algunos científicos del comportamiento han sugerido que el corazón también puede desempeñar un papel en la sabiduría.

Para profundizar sobre el tema, los investigadores reclutaron a 150 participantes de la Universidad de Western Sydney, Australia, que tenían una edad promedio de 25 años.

Los participantes llevaron a cabo una serie de tareas, incluyendo una de razonamiento social y una tarea de juicio de atribución. También como parte de estas tareas, se pidió a los sujetos ofrecer su opinión acerca de asuntos sociales, tanto desde una perspectiva en primera y otra tercera persona.

De igual manera la frecuencia cardíaca en reposo de los participantes fue medida durante cada tarea mediante un electrocardiograma (ECG).

Cuando se le preguntó acerca de sus opiniones sobre asuntos sociales desde una perspectiva en tercera persona, se encontró que los participantes con la variación de la frecuencia cardíaca mayor  razonaron de una manera más inteligente y menos sesgada que aquellos con la variación de la frecuencia cardíaca inferior.

Sin embargo, cuando se le pidió flexionar sobre los problemas sociales desde una perspectiva en primera persona, no se identificó ninguna variante entre la variación de la frecuencia cardíaca y su juicio.

Los investigadores definen la variabilidad del ritmo cardíaco como la variación en el intervalo de tiempo entre latidos.

Ya era conocido que los individuos con la variación de la frecuencia cardíaca mayor tienen un mejor funcionamiento en su juicio, que aquellos con una frecuencia cardíaca inferior.

Sin embargo, esto no significa necesariamente que las personas con mayor variación de la frecuencia cardíaca son más sabios. Algunas personas además  pueden usar sus habilidades cognitivas para tomar decisiones difíciles.

Fuente: Journal Frontiers in Behavioral Neuroscience

Deja un comentario