La técnica deportiva de visualización positiva es de gran utilidad también para otras actividades

Una nueva investigación dada a conocer indica como las técnicas deportivas como la imaginación guiada, también llamada visualización positiva, pueden impacta en el aprendizaje motor y su rendimiento, algo que puede ser de gran ayuda para los pacientes que han sufrido un derrame cerebral o luchan con enfermedades como el Parkinson.

El Dr. Phillip Post, profesor asociado de la Universidad Estatal de Nuevo México y autor del estudio, presentó sus resultados recientemente en una conferencia internacional en la Universidad Autónoma de Chihuahua en México.

“Nuestra investigación sugiere que la imaginación guiada podría ser eficaces para mejorar la adquisición de habilidades de aprendizaje de tareas que contienen mayores elementos cognitivos, tales como las tareas que requieren la toma de decisiones o recordar una secuencia o patrón, en oposición a los elementos motores, o tareas que requieren la ejecución técnica correcta, como una patada de fútbol “, dijo Post.

El Dr. Post señala que está explorando dos líneas diferentes de investigación. Una dirigida a la aplicación de la imaginación guiada, sobre todo viendo cómo los participantes adquieren nuevas habilidades y ver cómo mentalmente ensayan una habilidad particular, un deporte o como la tarea motora afecta a su adquisición de habilidades. La otra  línea está dirigida a observar cómo la imaginación mejora el rendimiento de las habilidades bien ensayadas.

“Nos fijamos tanto en términos de la estrategia mental de aprendizaje y también en términos de rendimiento deportivo”, dijo Post. “También hicimos algunas prácticas sobre los  tipos de aprendizaje motor como base de experimentos para ver lo que en la práctica estas condiciones facilitan la adquisición de habilidades.

“Queremos aplicar esto no sólo en las instrucciones, sino también a las guías de rehabilitación, donde los profesionales lo necesitan para diseñar protocolos de práctica que van a facilitar la adquisición de habilidades de destreza de sus pacientes o ayudarlos a volver a aprender habilidades.”

Como parte de su investigación, el Dr. Post se apoyó de un dispositivo de anticipación de tiempo donde los participantes utilizan una paleta de ping pong que cuando hacen un swing pueden ver como una línea de luz se enciende, imitando la trayectoria de una pelota de ping pong.

“Al intentar atrapar una pelota de béisbol o un objeto, hay que ser capaces de medir el tiempo de tal manera que cuando el objeto llegue a uno, tengamos las manos en alto con la llegada de la pelota o un objeto en particular”, comentó el Dr. Post. “Esto es muy importante en una gran cantidad de habilidades cotidianas, como conducir o practicar algún deporte. Queremos estar en el lugar adecuado de tal manera que estemos ubicados donde la pelota o ese objeto va a llegar”.

Según el Dr. Post, el dispositivo permite medir en milisegundo cómo los buenos practicantes están en sincronización con sus respuestas.

“Esperamos llevar a cabo intervenciones o estudios para ayudar a las diversas poblaciones clínicas para desarrollar tareas más rápidas y reducir su tiempo en la rehabilitación física”, dijo finalmente el Post.

Fuente: Universidad Estatal de Nuevo México

Deja un comentario