La teoría de los hemisferios cerebrales parece que será sustituida por una nueva teoría

Nuevas investigaciones sugieren que tratar de describir la personalidad de un sujeto por ser influenciada por la dominancia cerebral izquierda o la derecha puede ser una explicación muy simplista.

Nuevos estudios muestran que la formación musical antes de la edad de siete años tiene un efecto significativo en el desarrollo del cerebro y mejora la superposición o conexión entre las regiones del cerebro – un hallazgo que difumina el enfoque tradicional de la distinción entre los efectos de las regiones del cerebrales izquierda o derecha.

La teoría popular del cerebro izquierdo / cerebro derecho atribuye diferentes funciones a los dos hemisferios. Esta teoría sugiere que las personas con un cerebro dominante izquierdo son más analíticas y lógicas, mientras que las personas con un cerebro dominante derecho son más artísticas e intuitivas.

Hoy en día, los aficionados a esta teoría donde por ejemplo se dice que figuras de talla internacional como Bill Gates, Barack Obama, Lady Gaga tienen una dominancia cerebral derecha celebran en todo el mundo el Día Internacional de los Zurdos.

Roger W. Sperry creador de la teoría de los hemisferios cerebrales dijo cuando aceptó el Premio Nobel en 1981, que “El gran placer y sentimiento de mi cerebro derecho es el que hace que mi cerebro izquierdo puede encontrar las palabras para decirles este discurso.”

Sin embargo, estudios más recientes parecen indicar que las distinciones de los hemisferios cerebrales están lejos de ser una teoría sólida.

Muchos estudios recientes no han logrado encontrar evidencias de que los individuos tienen redes cerebrales más fuertes del lado izquierdo o del lado derecho.

Un nuevo concepto, que se describe en un libro de Stephen M. Kosslyn y G. Wayne Miller sostiene que la brecha entre el cerebro izquierdo / derecho es en gran parte falsa, y en su lugar debe ser sustituida por una distinción entre un cerebro superior y un cerebro inferior.

Christine Beckett, profesora asociada en el Departamento de Música de la Universidad de Concordia, es una opositora de la teoría de los hemisferios cerebrales desde 2008, a partir de que ella presentó una investigación que indica que el cerebro humano no esta tan claramente separado como se pensaba.

“Con la música, el cerebro se enciende como un árbol de Navidad en ambos lados”, dice Beckett. Este estimulo “hace un llamamiento a todo el cerebro.”

Los resultados surgen de los trabajos en curso en el Laboratorio Internacional de Cerebro, Música, Sonido e Investigación (BRAMS por sus siglas en inglés), una colaboración de universidades dedicadas al estudio de la cognición de la música con un enfoque en la neurociencia.

“Hay mucho que no sabemos”, dice Beckett. “Es un campo que sólo ha existido durante 20 o 30 años, y todavía hay muchas preguntas que responder.”

De hecho – la investigación llevada a cabo por Virginia Penhune, presidenta del Departamento de Psicología de la Concordia y miembro fundador de BRAMS, sugiere que el entrenamiento musical antes de la edad de siete años tiene un efecto significativo en el desarrollo del cerebro.

De acuerdo con un estudio publicado por la revista Journal of Neuroscience, los sujetos en experimentación que iniciaron clases de música en una edad más temprana tenían conexiones más fuertes entre las regiones motoras, que son las partes del cerebro que ayudan a planificar y llevar a cabo los movimientos.

Fuente: Universidad de Concordia

Deja un comentario