La variabilidad de la presión arterial está ligada al deterioro cognitivo

Un nuevo estudio muestra que una mayor variabilidad a largo plazo en las lecturas de la presión arterial está vinculada a la disminución más rápida en las funciones cognitiva en los adultos mayores.

“La variabilidad de la presión arterial podría indicar la inestabilidad del flujo sanguíneo, lo que podría conducir al daño de los vasos más finos del cuerpo con cambios en la estructura y función del cerebro,” dijo la Dra. Bo Qin, autora principal del estudio e investigadora en el Instituto del Cáncer de Rutgers en New Brunswick, Nueva Jersey.

“Estas fluctuaciones de la presión arterial pueden indicar procesos patológicos como la inflamación y el deterioro de la función en los propios vasos sanguíneos.”

Para el estudio, los investigadores analizaron los datos de 976 adultos chinos que participaron en la Encuesta de Salud y Nutrición de China durante un período de cinco años. La mitad de los participantes en el estudio eran mujeres y los participantes tenían 55 años de edad en promedio.

La variabilidad de la presión arterial se calculó a partir de tres o cuatro visitas a un profesional de la salud. Los participantes también se sometieron a una serie de pruebas cognitivas, tales como el recordar palabras de una lista y contar hacia atrás, explicaron los investigadores.

De acuerdo con los resultados del estudio:

  • Entre mayor era la variabilidad entre visita y visita con el medico con números superiores en la lectura de la presión arterial sistólica, se asoció con una disminución rápida de la función cognitiva y la memoria verbal.
  • Entre mayor era variabilidad entre visita y visita con el medico con números inferiores de la presión arterial diastólica, se asoció con la disminución más rápida de la función cognitiva entre los adultos de 55 a 64, pero no entre los mayores de 65 años de edad;
  • Los promedios de las lecturas de la presión arterial sistólica o diastólica no estuvieron asociados con cambios en la función cerebral.

Qin comentó que si bien los médicos tienden a centrarse en las lecturas de presión arterial promedio, la alta variabilidad puede ser algo que los médicos deben vigilar también.

“El control de inestabilidad de la presión arterial, posiblemente, podría ser una estrategia potencial para preservar la función cognitiva en los adultos mayores”, dijo Qin.

Los resultados se suman a un creciente cuerpo de evidencias de que las variaciones en las lecturas de la presión arterial – tal vez más que los promedios – pueden indicar un mayor riesgo de algunos problemas adicionales de salud.

Se necesitan más investigaciones clínicas de intervención y estudios a largo plazo para confirmar nuestros hallazgos, concluyeron los investigadores.

Fuente: The American Heart Association’s journal Hypertension

Deja un comentario