NOTICIAS

La vergüenza puede ser superada con el entrenamiento mental

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

La vergüenza puede ser superada con el entrenamiento mental.

Un nuevo estudio muestra que entrenar a tu mente para ser un observador, en lugar de participar activamente en una situación embarazosa, puede ayudarte a superar sentimientos humillantes o angustiantes.

Algunas personas tienen un miedo tan intenso a la vergüenza que hacen todo lo posible para evitar situaciones cotidianas. Esto podría incluir no preguntarle a un empleado de una tienda sobre un nuevo producto por temor a sonar estúpido, o no tomar un examen médico embarazoso pero potencialmente salvador de vidas.

“La vergüenza nos impide pedir consejo sobre lo que deberíamos hacer, por ejemplo, sobre nuestros crecientes pagos de hipoteca o embarazos no planificados”, dijo el investigador Li Jiang de la Universidad Carnegie Mellon, quien dirigió el estudio. “En muchos casos, si queremos ayudarnos a nosotros mismos, y a los demás, debemos superar nuestro miedo a la vergüenza en situaciones sociales”.

Jiang y sus colegas llevaron a cabo tres estudios, cada uno involucrando diferentes grupos de estudiantes de una gran universidad de los EE. UU.

En el primer estudio, los investigadores pidieron a los participantes que respondieran a un video que mostraba a alguien que accidentalmente se tiraba un pedo en una clase de yoga. El segundo estudio evaluó las reacciones de los participantes a un anuncio sobre hacerse la prueba de enfermedades de transmisión sexual. El tercer estudio cuestionó a los participantes sobre un video en el que un hombre se tira un pedo accidentalmente frente a una persona que le interesa amorosamente.

En cada estudio, los investigadores quisieron probar la hipótesis de que adoptar la perspectiva de un observador puede reducir los sentimientos de vergüenza.

Uno de los hallazgos fue que las personas que son extremadamente cohibidas en público son más propensas a adoptar la perspectiva de un actor en una situación embarazosa, incluso si esto afecta a otros, según los investigadores.

Las personas autoconscientes incluso se sentirán angustiadas cuando ven un video con una persona pasando una situación vergonzosa, señalan los investigadores.

Sin embargo, los niveles de autoconciencia caen en estas personas cuando pueden imaginarse a sí mismas como observadores de una situación y no como directamente involucrados en ella.

“Nuestra investigación muestra que la elaboración de estrategias para reducir con éxito la evasión de vergüenza es complicada”, dijo Jiang. “Esto se debe a que las personas reaccionarán de manera diferente a las tácticas de persuasión, dependiendo de su nivel de autoconciencia pública y de la cantidad de recursos cognitivos disponibles”.

Jiang cree que los resultados tienen implicaciones significativas para los vendedores que a menudo usan situaciones potencialmente embarazosas en sus anuncios para tentar a los consumidores a comprar sus productos.

“La evasión de la vergüenza es la base de los intentos de motivar a los consumidores a comprar una amplia variedad de productos, desde detergentes que pueden ayudar a quitar la mugre alrededor del cuello de alguien, hasta el líquido del lavavajillas que puede eliminar manchas antiestéticas en los platos”, dijo Jiang. “Nuestra investigación es relevante para aquellas situaciones en las que los especialistas en marketing quieren inocular a los consumidores contra el temor a la vergüenza y los alientan a tomar medidas que de otro modo podrían evitar”.

El estudio fue publicado en la revista Springer Motivation and Emotion.

Fuente: Springer

Deja un comentario