Las aplicaciones para dispositivos móviles pueden ayudar a mejorar tu salud mental y emocional

Una nueva investigación sugiere que las aplicaciones móviles pueden ayudar a una persona a aprender a mejorar su salud emocional y mental. Además, se ha visto que las aplicaciones infunden confianza ya que uno puede usar sus habilidades para mantener el control sobre la salud emocional y mental.

Los investigadores de ciencias de la salud de la Universidad Brigham Young buscaban identificar qué factores de las aplicaciones de salud influyen en el comportamiento de los usuarios. En tres estudios, se encuestó a aproximadamente a 600 personas que habían usado aplicaciones en los últimos seis meses para llevar una dieta, actividad física o salud mental.

Los hallazgos para los usuarios de las aplicaciones para dietas y acondicionamiento físico fueron los esperados: más del 90 por ciento de los usuarios informaron un aumento en su deseo y motivación de comer saludablemente y estar físicamente activos.

Pero la muy buena noticia fue la respuesta de los usuarios de las aplicaciones de salud mental y emocional: el 90 por ciento informó una mayor motivación, confianza, intención y actitudes sobre la salud mental y emocional.

“Nuestros hallazgos muestran que las aplicaciones centradas en la salud mental y emocional tienen la capacidad de cambiar positivamente el comportamiento”, dijo Ben Crookston, profesor asociado de ciencias de la salud en la Universidad Brigham Young.

“Esta es una gran noticia para las personas que buscan recursos de bajo costo y de fácil acceso para ayudar a combatir las enfermedades así como los problemas de salud mental y emocional”.

Si bien las aplicaciones móviles de salud mental y emocional no son el enfoque más tradicional, estos hallazgos sugieren que pueden ser una herramienta valiosa para abordar la salud mental en las personas y aumentar la autoeficacia.

La investigación muestra que las personas que luchan con problemas de salud mental y emocional sienten que carecen de control. Si bien hay muchos problemas que deberían ser abordados por un profesional, los usuarios ahora pueden sentirse seguros de que los recursos que pueden usar por sí mismos realmente pueden ser efectivos.

Entender cómo estas aplicaciones de autoayuda promueven el cambio de comportamiento no solo ayudará a las personas sino también a los proveedores de salud a trabajar con aquellos que luchan con este tipo de problemas, dijeron los investigadores.

“Estas aplicaciones son atractivas y si podemos hacer que la gente las use con más frecuencia, existe el potencial para ayudar a las personas a cambiar su comportamiento”, dijo el coautor del articulo el Dr. Josh West.

Los investigadores esperan continuar estudiando este tema analizando qué tipo de aplicaciones son más efectivas para mejorar el bienestar mental y emocional.

Los estudios aparecen en JMIR mHealth y uHealth.

Fuente: Universidad Brigham Young

Deja un comentario