SOCIAL

Las creencias espirituales afectan la salud física y mental

Curación de Contenido por Gustavo Novelo

La espiritualidad negativa, o creer que Dios nos está castigando por una transgresión, se asocian con una mala salud mental y física,  según sugiere un nuevo estudio.

Investigadores de la Universidad de Missouri descubrieron que cuando las personas culpan a una fuerza espiritual por su mal estado de salud, tienen más dolor así como peor salud física y mental.

Sin embargo, las intervenciones para contrarrestar las creencias espirituales negativas podrían ayudar a algunos individuos a disminuyen el dolor y mejorar su salud en general, dijeron los investigadores.

“En general, cuanto más religiosa o espiritual es una persona, más sana es, lo cual tiene sentido,” dijo el Dr. Brick Johnstone, un neuropsicólogo y profesor de psicología de la salud en la Universidad de Missouri.

En un nuevo estudio, los investigadores siguieron a 200 personas para averiguar cómo sus creencias espirituales afectaban su salud. Las personas en el estudio tenían un rango de condiciones de salud que iban desde cáncer, lesiones cerebrales, dolores crónicos, y otros estaban sanos.

Los investigadores dividieron a los individuos en dos grupos: un grupo de espiritualidad negativa que agrupo a aquellos que reportaron sentirse abandonados o castigados por un poder superior, y otro grupo de espiritualidad positiva que contenía a personas que no se sienten abandonadas o castigadas por un poder superior .

Luego, los participantes respondieron preguntas sobre su salud emocional y física, incluyendo el dolor físico

Aquellos en el grupo de la espiritualidad negativa informaron significativamente mayor dolor, así como una peor salud física y mental, mientras que aquellos con espiritualidad positiva informaron una mejor salud en general.

 “Investigaciones anteriores han demostrado que alrededor del 10 por ciento de las personas tienen creencias espirituales negativas; por ejemplo, la creencia de que si no hacen algo bien, Dios los va a castigar “, dijo Johnstone.

Los investigadores también encontraron que los individuos con creencias espirituales negativas participan con menos  frecuencia en prácticas religiosas y tienen niveles más bajos de la espiritualidad positiva.

 “Las intervenciones que ayudan a combatir las creencias espirituales negativas y promueven creencias espirituales positivas podrían ayudar a algunas personas a mejorar su dolor y su salud mental”, dijo finalmente  Johnstone

Fuente: Journal of Spirituality in Mental Health

Deja un comentario