Las emociones positivas sanan nuestras vidas

La mente, las emociones y el cuerpo están íntimamente relacionados, formando un sistema integrado que cuando se mantiene en equilibrio da como resultado una salud óptima.

Para potenciar en nuestras vidas  los aspectos positivos de las emociones debe uno  procurar  mantenerse en contacto con personas que son importantes para nosotros y con las que  realizamos actividades que nos permitan sentirnos seguros, tranquilos y felices.

Además es necesario que uno busque la oportunidad de poner en marcha nuestros potenciales y habilidades y así disponer de nuevos retos para disfrutar de esos pequeños o grandes logros que nos motivan a aprender y a buscar nuevas experiencias.

Una emoción positiva que debemos potenciar es el amor, que tiene su esencia en las relaciones personales en las que procuramos un contacto más directo, más íntimo, en las que nos descubrimos, experimentando sensaciones gracias a la presencia de la otra persona junto a nosotros.

La serenidad, la inspiración, gratitud y la diversión, también mejoran la calidad de vida de nosotros por lo que hay que procurarlas y evitar por otro lado las emociones negativas o destructivas como la ira, la tristeza o el odio.

Fuente: http://www.laprensa.com.ni

Deja un comentario